ACS, a través de su filial Cimic, ha ampliado por siete años más el contrato de gestión y mantenimiento del metro de Melbourne (Australia), lo que durante el periodo le generará unos ingresos de alrededor de 1.580 millones de euros.

ACS, a través de Cimic, ha explotado se ha ocupado del mantenimiento y operación el aeropuerto de Melbourne durante los últimos ocho años a través de un contrato que vencía el próximo mes de noviembre, pero que ahora alargará siete años, con la posibilidad de prorrogarlo tres ejercicios adicionales, según ha informado la compañía.

En concreto, Cimic forma parte de un consorcio en el que tiene una participación del 20%. Y que completan las firmas MTR Corporation, con un 60%, y John Holland, con el 20% restante.

Por otra parte, la filial de Cimic, Leighton Asia ha conseguido un contrato de unos 315 millones de euros para construir un sistema de alcantarillado en Singapur.

Las acciones de Cimic cerraron en la bolsa australiana con un descenso del 1,8%, hasta los 42,56 dólares australianos, aunque en lo que va de año su revalorización alcanza el 21%.

Los indicadores técnicos de Estrategias de Inversión dan una puntuación de 5 sobre 10 a ACS, compalía que se encuentra en fase de consolidación.