Acerinox  obtuvo en el primer semestre del año un beneficio neto de 151 millones de euros, con lo que alcanza el mejor resultado de la última década  y supera los resultados del conjunto del pasado ejercicio, cuando ganó 80 millones.

En el primer semestre de 2016 ACERINOX ganó 9 millones de euros, cifra muy inferior a los 151 millones registrados hasta junio, según ha informado la compañía en un hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Acerinox ha resaltado que este crecimiento responde al buen comportamiento de la demanda en los principales mercados y al aumento de la actividad en los sectores de consumo de acero inoxidable y se ha visto favorecido por el incremento de los precios de las materias primas.

El resultado bruto de explotación (ebitda) generado durante este periodo alcanza los 317 millones de euros, mejorando en un 165% el obtenido durante la primera mitad del pasado año, de 79 millones de euros.

Por su parte, la facturación, 2.444 millones de euros, mejora un 28% la registrada entre enero y junio de 2016 gracias al aumento de los precios en todos los mercados respecto al año pasado: Europa un 29%, EEUU un 37% y Asia un 25%, según Platts.

Durante el segundo trimestre, el resultado asciende a 53 millones de euros. El ebitda de este periodo alcanza los 126 millones de euros y es un 60% superior al del segundo trimestre de 2016.

Durante este semestre, Acerinox ha realizado inversiones por valor de 80 millones de euros, fundamentalmente en las fábricas de NAS (EEUU) y Acerinox Europa (España), con el fin de potenciar la eficiencia y competitividad.

El consejo de administración de Acerinox celebrado ayer aprobó nuevas inversiones por importe de 23 millones de euros en una línea de empalme de bobinas para North American Stainless, que mejorará la productividad de las instalaciones, y en la remodelación de línea de recocido y decapado AP3 de la fábrica del Campo de Gibraltar para dotarla de las últimas tecnologías.

Sobre la construcción de las nuevas líneas de recocido y decapado, y un tren de laminación en frío, en la planta de Acerinox Europa (Campo de Gibraltar; Cádiz), con una inversión de 140 millones de euros, la compañía ha explicado que se encuentra en fase avanzada y se prevé su puesta en marcha a principios de 2018.

El consejero delegado de Acerinox, Bernardo Velázquez, ha asegurado que  “la estabilización de los extras de aleación, junto a la fortaleza de la demanda y la reducción de inventarios nos permiten esperar una reactivación que podría dar lugar a nuevas subidas de precio una vez finalizado el periodo estival”.

Por otro lado, la compañía ha informado de que el Plan de Excelencia V, aprobado por el consejo de administración el pasado mes de diciembre y cuya ejecución está programada para 2017 y 2018, ha alcanzado el 38% de sus objetivos durante el primer semestre del ejercicio, valorados en 19 millones de euros.

Este nuevo plan prevé un objetivo de ahorro recurrente de 50 millones de euros incorporando novedades en varios capítulos como operaciones, capital circulante, personal, comercial y cadena de suministro.