Algunos accionistas de referencia de la inmobiliaria Aisa están cuestionando la fusión con Astroc tras los malos resultados difundidos por la promotora valenciana (pérdidas de 65,7 millones de euros en el primer semestre de este año). La mala evolución de las cuentas de Astroc y su entrada en números rojos están haciendo que la unión de ambas compañías haya entrado en una fase de incertidumbre.