Según un informe publicado este viernes por el banco de inversión estadounidense Bank of America Merrill Lynch el consumo de electricidad en Europa cayó hasta un 20% como resultado del confinamiento y el cierre de muchas empresas. Los analistas de la firma estadounidense sostienen que los márgenes de las líneas de negocio de las eléctricas dirigidas a sus grandes demandantes de energía como son las compañías se van a ver perjudicados más allá del ejercicio 2020.

¿Acciones defensivas? Bank of America señala a Endesa y la alemana E.on como sus eléctricas favoritas

Los expertos de Bank of America recortan sus estimaciones en gran parte del sector eléctrico europeo para reflejar fuertes caídas en los precios y la demanda de energía. Los precios de la energía a futuro también han bajado entre un 10 y un 25% en el Viejo Continente desde que la crisis del coronavirus golpeó a Europa y agrega que ve pocas posibilidades de recuperación en sus proyecciones a doce meses.

Con todo, los analistas del banco estadounidense ven varias oportunidades atractivas donde los beneficios son más resistentes o los riesgos parecen estar ya recogidos en el precio actual de sus acciones. En ese escenario, Bank of America cita a la alemana E.on y a Endesa al elevarles su recomendación de mantener hasta comprar sus acciones.

Estrategias de Inversión

En su informe publicado este viernes reduce el beneficio por acción (BPA) hasta en un 30% para los generadores de energía más expuestos, rebajando la calificación de la italiana Enel, Iberdrola y Red Eléctrica de España (REE) a mantener desde comprar.

 

También reduce la valoración de la compañía británica Centrica y la francesa Veolia a ‘infraponderar’ en cartera desde ‘neutral’, al ver un escenario marcado por precios bajos y una actividad económica en depresión causada por las restricciones de control del Covid-19.