La suspensión de pagos de General Motors y el posterior proceso de liquidación de los activos de los que no se hizo cargo la nueva sociedad tras superar la protección judicial están lucrando a un número indeterminado de abogados, asesores y consultores involucrados en el caso. En concreto, según una información que publica 'The Detroit News', los asesores y expertos en leyes que están participando en el proceso se han embolsado más de 90 millones de dólares (unos 66 millones de euros al cambio actual).  Esta suma seguirá creciendo a medida que continúe la liquidación de los activos que han quedado englobados en la 'vieja' General Motors, y que comprende desde distintas instalaciones de oficinas y fábricas, hasta el equipamiento de las factorías.