El grupo de infraestructuras Abertis prevé invertir unos 1.700 millones de euros, la mayoría en operaciones que ya tiene comprometidas, en 2009, un año en el que el grupo apuesta por la consolidación y el refuerzo de sus actuales empresas participadas, sin tener que hacer ninguna desinversión. Durante la rueda de prensa anterior a la celebración de la junta de accionistas de la compañía, el presidente de Abertis, Isidre Fainé, ha dicho que, en un contexto de crisis económica, el grupo está en fase de consolidación en activos en los que ya participa sin tener que dejar ninguna de sus inversiones.
El consejero delegado de Abertis, Salvador Alemany, ha señalado que el grupo continúa acudiendo al mercado para explorar, aunque ahora mismo, la intención no es comprar sino que se sigue explorando para cuando mejore la situación, el grupo se encuentre bien posicionado para realizar operaciones.

En estos momentos, Abertis tiene un volumen de inversión comprometido de unos 1.400 millones de euros, 621 millones de ellos en la operación cerrada con Citi Infraestructuras, una vez haya concluido con éxito su oferta de adquisiciones con Itínere, cosa que Alemnay espera se haga en horas o días.

Culminada la operación, Abertis pasará a controlar el 100% de Avasa, el 100% de Elqui y el 100% de Gesa, además de una participación mayoritaria y el control de Rutas del Pacífico y Operadora del Pacífico.

Otras inversiones previstas son culminar la compra del 100% del operador de telecomunicaciones Axión, la ampliación de la AP-7, una ampliación de la red de Sanef, en Reims (Francia) y continuar con el despliegue de la TDT.

Además, hay unos 200 millones de inversiones previstos en operaciones orgánicas y de mantenimiento.

Alemany ha dicho que el grupo está preparado para "superar la coyuntura recesiva" que vivimos, ya que la internacionalización y la diversificación han permitido prolongar los años de vida de las concesiones y han conseguido que el 50% de los ingresos de Abertis se generen fuera de España y el 25% del negocio proviene de la diversificación.

Además, las infraestructuras van a ser un "estímulo" de la actividad económica en Estados Unidos, España y Europa por lo que el grupo está en buena posición para "afrontar la crisis".

También ha dicho que si se adopta la fórmula de euroviñeta será una "gran oportunidad" para el despliegue de las infraestructuras viarias del país porque esta directiva europea supone la armonización de la tarificación y crea condiciones para invertir en la red.