Una semana más el ámbito macroeconómico confirma lo que ya es de todos conocido, en el horizonte afloran los problemas y llegados este punto, si ponemos un circo igual nos crecen los enanos... La fuerte caída de Telefónica –cedió más de un 5% en una sola sesión lastrada por las previsiones negativas de Vodafone- y el mazazo recibido por Banco Popular –rumores aparte, duplicó su morosidad- llevaron al selectivo a ceder un 2,57% semanal para quedarse en los 11.589 puntos. Los expertos consultados por Estrategias de Inversión llaman de nuevo a la puerta de la cautela y se fijan en los grandes, aunque de reojo.
Otra semana más el selectivo se apunta al carro de las pérdidas. El Ibex cedió un 2,57% semanal –un 0,73% este viernes- para quedarse en los 11.589 puntos desde los que arrancará el lunes. El ámbito macroeconómico volvió a dejarnos nubarrones en el horizonte, se conoció que el paro en nuestro país repuntó más de ocho décimas, hasta el 10,44% y alcanza su valor más alto desde finales de 2004 y a tenor de los datos, el Gobierno se pone las pilas y revisa la previsión de crecimiento a la baja y la sitúa ahora en el 1,3%. El goteo de datos cada semana no augura momentos mejores en el corto plazo, según las estimaciones del propio Ejecutivo, los promotores tardarán unos tres años en absorber las cerca de 800.000 viviendas que acumularán en su 'stock' al final de este año por el frenazo de la compraventa de viviendas, siempre que se mantenga un "ritmo normal" de demanda. Y para intentar agilizar el movimiento en el sector –uno de los más tocados, sino hundido, por la crisis subprime en España- en octubre próximo el Gobierno hará una oferta pública de compra de suelo por 300 millones de euros, por la que adquirirá solares privados para la construcción de vivienda protegida. Según el presidente de los Colegios Oficiales de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria, Santiago Baena, el sector de la construcción se estabilizará y "empezará a remontar" en 2009. Así mismo recordó que el precio de la vivienda ha caído un 30% desde el comienzo de la recesión económica. Baena también aseguró que el ajuste del precio de la vivienda en España está siendo "brutal", aunque señaló que la situación es "radicalmente distinta" a la del año pasado, cuando el sector se encontraba "absolutamente paralizado". Las empresas ligadas al ladrillos “se derrumban” y evidentemente las cuentas del estado ven cómo tanto la desaceleración inmobiliaria unida al alza del precio del crudo trajeron los números rojos a las cuentas del Estado, y desde junio de 2005 el saldo negativo no había estado presente en las cifras estatales. El déficit alcanzó los 4.683 millones de euros en el primer semestre (el 0,42% del PIB), frente al superávit de 5.218 millones de euros registrados en el mismo periodo del ejercicio anterior. Sobre el tablero, más datos en la misma línea, los pedidos a la industria de la zona euro cayeron un 3,5% en mayo, el índice General de Precios Industriales registró en junio un aumento del 1,1% respecto al mes de mayo y del 9% respecto al mismo mes del ejercicio anterior y los créditos concedidos a la clientela por la banca española se elevaron hasta 791.483 millones de euros al término de mayo, el 11,9% más que en el mismo mes del año anterior, pero casi la mitad de lo que creció en mayo de 2007 respecto al mismo mes de 2006. Se mire hacia donde se mire, aquí todo indica que hay que apretarse el cinturón, parece que no queda otro remedio. La cuestión ahora es plantearse hasta cuándo y es que para Caixa Galicia la actual crisis económica se prolongará hasta finales de 2009 en el ámbito internacional. Sus “colegas”, los bancos europeos prevén pérdidas en los mercados de crédito al consumo e hipotecario entre 2008 y 2010 de unos 120.000 millones de euros, con Reino Unido, España e Irlanda a la cabeza, según revela un estudio realizado por la Consultora Oliver Wyman. La clase empresarial alemana tampoco observa visos de recuperación, el IFO alemán experimentó en julio un profundo deterioro que situó el indicador de confianza elaborado por el instituto alemán de Investigación Económica (Ifo) en 97,5 puntos, frente a los 101,2 enteros de junio. Esta cifra representa la mayor caída mensual desde los atentados del 11-S en Nueva York y marcan el nivel más bajo de confianza en casi tres años. Suma y sigue…. Porque la morosidad de las empresas españolas creció un 98,3% durante el primer semestre de 2008 en relación con el mismo periodo del año anterior, según refleja el Índice Crédito y Caución de Incumplimiento. Así las cosas, la renta variable variable española no vive sus mejores momentos –no hay que ser muy lince para darse cuenta- y los expertos extreman la cautela, en opinión de Juan Carlos Costa el nivel que habría que vigilar en el Ibex 35 serían “los 11.600 puntos”. Para Javier Galán, Gestor de renta variable de Renta 4 “estamos viviendo un momento muy delicado en nuestro país y, todas las compañías que tienen porcentajes elevados de su negocio en España, lo van a sufrir en los próximos meses e, incluso en el próximo año”. José Lizán, analista de Nordkapp apunta a que “los datos macro nos hacen mantener la cautela” y añadió además que “estamos en campaña de resultados y en cuanto hay malos resultados se mete presión vendedora en los mercados. Creemos que los mercados seguirán volátiles y recomendamos cautela”. Celine Giffard explicó que “pasar la barrera psicológica de los 12.000 puntos es difícil y tendrá que tomarse su tiempo para conseguirlo”. Protagonistas de la semanaSector Financiero Rumores, desmentidos, previsiones y resultados. El cocktail perfecto para que el sector financiero se convirtiera en protagonista esta semana. Después de que hace unos días Santander saliera de compras por Reino Unido, el otro gran banco, el BBVA también parecía que se iba “de rebajas”. Según rumores que circularon por la bolsa de Londres, la entidad española estaría interesada en adquirir el británico HBOS. Al final, y de nuevo de la mano de la prensa, podría ser Botín –otra vez- el que participara en la adquisición. Según parece, el banco de inversión estadounidense JP Morgan mantiene conversaciones con varias entidades interesadas en la formación de un consorcio para la adquisición del banco británico HBOS, el mayor prestamista hipotecario de Reino Unido, entre las que podrían encontrarse el Santander y el National Australia Bank (NAB), según informa el diario británico 'Daily Telegraph', que no cita fuentes. En opinión de Laura Proubasta analista de Agenbolsa, si BBVA hubiera estado “mentido en el ajo”, la operación “en estos momentos no parece ser muy positiva y, además, sólo es un rumor”. La analista vio la compra “poco probable en estos momentos”. Banco Popular también tuvo su minuto de gloria, obtuvo un beneficio neto atribuido de 674,7 millones de euros durante el primer semestre, un 10,1% más en comparación con el mismo periodo de 2007. ¿Lo peor? El incremento de la morosidad, que se duplicó, al situarse en el 1,42% frente al 0,72% de un año antes. Además para 2008, el banco rebajó al 10% su previsión de incremento del beneficio, desde el 13% que se había marcado a principios de año, y ha situado su tasa de morosidad entre el 2 y el 2,5%. Boni Aguado, gestor de carteras de Eurodeal, ese índice de morosidad puede "perjudicar a los activos de la compañía", y Celine Giffard analista de Selftrade explicó que “podemos interpretar un cierto castigo por parte del mercado a Popular por los resultados”. Para Julián Coca gestor de renta variable de Inversis Banco, Popular “está metido en problemas de créditos en el mercado inmobiliario con Martinsa Fadesa y Colonial, lo que hace que el inversor esté muy sensible”. Además, en relación a la entidad, el inversor Ramchand Bhavnani que controla ya más del 5% del Banco Popular obtuvo la autorización pertinente del Banco de España, que le permite alcanzar hasta el 9,99% de la entidad española. Fuentes oficiales del grupo inversor Casa Kishoo, propiedad de Bhavnani, aseguraron que el empresario tiene intención de seguir incrementando su participación "poco a poco, como siempre", aunque no han querido precisar el porcentaje exacto que controla actualmente ni el que estaría dispuesto a alcanzar. Bankinter y Sabadell saltaron a la palestra también subidos al carro de los resultados, Sabadell obtuvo en el primer semestre del año un beneficio neto atribuido de 428,49 millones de euros, lo que supone un incremento del 2,2% respecto al mismo período del año pasado. La morosidad alcanzó hasta junio el 0,85% del total de la inversión computable, frente al 0,47% del 31 de diciembre de 2007. Bankinter logró un beneficio neto atribuido de 132,4 millones de euros entre enero y junio de 2008, un 47,28% menos que en el mismo periodo de 2007, algo por debajo de las estimaciones de los analistas y su ratio de morosidad se situó al cierre de junio en el 0,67%, de los más bajos de la banca española, explica Bankinter, que precisa que este porcentaje fue del 0,35% en el negocio hipotecario. En relación a esta última entidad, Boni Aguado aseguró que respecto a su cifras, el beneficio ha caído de “una forma importante”. Este experto cree que, ante todo, que "se mantienen márgenes de intermediación por encima de lo que se pensaba y dentro de lo que estamos viendo son datos esperados y no tan negativos como se preveía en un principio”. En cualquier caso, Aguado recomienda esperar para ver “cómo evolucionan las previsiones para el resto del año y ver como evolucionan los bancos”. La Caja de Ahorros del Mediterráneo comenzó su andadura en la bolsa española esta semana, en unos tiempos no muy fáciles precisamente. Terminó su primer día de estreno en el mercado continuo español sin cambios, en los 5,84 euros. La CAM debutó a las doce del medio día sin pena ni gloria, con descensos del 0,62% hasta los 5,80 euros. La Caja fijó el precio definitivo de su oferta pública de suscripción (OPS) de cuotas participativas en 5,84 euros, umbral inferior de la horquilla orientativa de 5,84-7,30 euros. Con la emisión de cuotas participativas, la CAM espera conseguir unos fondos de unos 292 millones de euros. El director de la entidad, Roberto López Abad, expresó su satisfacción por la salida a bolsa de la entidad, decisión que calificó de "tremendamente acertada" pese a las dificultades que atraviesan los mercados. En la misma línea apuntó el presidente de la Confederación Española de Cajas de Ahorro (CECA), Juan Ramón Quintás, que señaló que la CAM "ha sido muy valiente" en un momento "difícil" para las entidades financieras y señaló que es posible que otra caja siga su camino. Diego Herrero, subdirector de inversiones de Gestifonsa, apuntaba a una salida digna de la CAM, “ salir a cotizar en la parte más mínima del rango es bastante más positivo", por lo que apostaba por una “salida más o menos digna”. Carlos Esteban, director de mercados de Banco Finantia Sofinloc mantuvo que “sacar a bolsa cuotas participativas supone internamente una solución a su falta de liquidez, pero también representa un riesgo”. Aseguró que “se ha pulido bastante el precio del estreno -5,84 euros- y que “el inversor tiene bastante aversión a este tipo de valores”. Es un valor al que “hay que darle tiempo” de cara a invertir en él. Para Ignacio Cantos de Atlas Capital, es una compañía que sale “relativamente cara” ya que cree que esos 5,84 euros de salida suponen "cotizar a un PER en torno a 10 u 11 veces”. Unos ratios que no serían justificables "teniendo a bancos como Popular u otros grandes bancos cotizando a un PER de 8 veces de beneficio”. Por estas razones, Cantos no apuesta por el valor y tampoco le augura “un buen estreno bursátil" a la Caja de Ahorros del Mediterráneo. Además la CAM presentó también resultados, aumentó un 7% su un beneficio neto atribuible del primer semestre del año hasta los 187 millones de euros. Comunicó un aumento de las pérdidas por el deterioro de activos, pasando de 109 millones a 273,2 millones en el primer semestre de 2008. El índice de morosidad se incrementó hasta el 1,69% en el periodo, aunque CAM destaca que es inferior al registrado por el conjunto de las cajas de ahorro. Y a todo esto, con las tasas de morosidad suma y sigue, porque Standard & Poor's lanzó su dardo –envenenado, eso sí- contra las entidades financieras españolas. Rebajó concretamente el precio objetivo a 12 meses que calcula para las acciones de Banco Santander, Banco Popular y BBVA y señaló que espera una deterioro más rápido del esperado en la calidad de los activos de las entidades financieras españolas, debido a la desaceleración económica y al consiguiente aumento del desempleo. Las eléctricas Ahí esta el lío, aún se juegan las cartas para la compra de la participación que ACS tiene en Unión Fenosa. Gas Natural confirmó que quiere coger turno para comprar, mientras Iberdrola a través de su presidente, Ignacio Sánchez Galán, afirmó que se pronunciará sobre la intención del grupo constructor ACS de elevar su participación en la eléctrica, donde controla el 12,7% (5% en derivados), cuando haya algo "concreto" y "real". "Ante comunicados que hablan de posibilidades y conversaciones Iberdrola no se manifiesta", ha afirmado el presidente de la eléctrica durante la conferencia con analistas para la presentación de resultados. A Iberdrola, ha añadido, "le gusta hablar de hechos concretos" y se pronunciará "cuando haya algo más concreto, más real". Sin concretar todavía la situación, pero Citi mantiene que la posible adquisición "encaja" con los planes de Gas Natural de crear un gran grupo eléctrico, pero no es una "jugada ideal", según un informe de Citi. El informe recuerdó que tanto Unión Fenosa como Gas Natural tienen una fuerte exposición a la energía térmica. No obstante, da por hecho que el grupo presidido por Salvador Gabarró está interesado en tomar el "último tren" para participar en la creación de un gran grupo eléctrico. Pero, he aquí que saltó la liebre, este viernes se saltó a la palestra la posibilidad de que sea GDF-Suez quien lance una OPA sobre Unión Fenosa tras adquirir la participación de ACS. En opinión de Gonzalo Cantarela, director de GC Gestión Privada, aunque aún quedan un gran número de candidatos, estos “se van reduciendo” y señala que en estos momentos “no queda más remedio que seguir esperando” ya que no se conoce ninguna oferta firme sobre la compañía. Celine Giffard, explicó que “es difícil saber quién se va a llevar esta participación, ya que la constructora ha reconocido también que está hablando con varias compañías a nivel europeo, pero obviamente, el mercado vería con mucho mejor ojo que Unión Fenosa se quedara en manos españolas”. Y añadió “veremos a ver qué pasa porque nada está confirmado”. En relación a EDF, British Energy Group, la mayor generadora de electricidad del Reino Unido y propietaria de gran parte de sus plantas nucleares, aprobó la oferta de adquisición de EDF. De acuerdo con el artículo, EDF adquirirá la eléctrica británica por 775 peniques por acción, lo que valora a la compañía en 12.400 millones de libras, o 15.700 millones de euros. Esta aprobación tiene especial relevancia sobre la reordenación del panorama energético español, ya que podría desviar a EDF de hacerse con Iberdrola e incluso de comprar la parte que ACS tiene en Unión Fenosa y que quiere vender. Para Eduardo Bolinches, director de Bolsacash “esto no significa, ni más ni menos, que un novio menos para la participación que tiene ACS en venta del 45% de Unión Fenosa”. Y, recalcó que la mayoría de componentes del sector eléctrico está cotizando en verde. En lo que respecta ACS señala que se desmarca del sector construcción y “baja tan sólo un 0,5%, cuando Ferrovial y FCC recortan por encima del 3%”. Las Telecos Vodafone advirtió, y cayó todo el sector. La británica, la mayor compañía de telefonía móvil del mundo, revisó sus objetivos de facturación para el año, que espera situar en la parte más baja de la horquilla de entre 39.800 y 40.700 millones de libras (entre 50.070 y 51.202 millones de euros), resultado de un escenario de "debilidad económica" y lastrada por la evolución del negocio en España. Y fue en nuestro país donde Telefónica salió castigada, y de qué manera –perdió más de un 5%- , en opinión de Javier Galán las cuentas de Vodafone no sentaron nada bien al sector, ”ya que no son tan optimistas como lo eran hace unos meses". Cuentas en las que sonaron “para mal” el nombre de España, al igual que el de Inglaterra e Italia y, que –continúa-“compensan con los ingresos de otros países emergentes como la India o, también como Alemania o, Francia que no van tan mal”, dijo. No obstante, Galán subrayó que esas cuentas de reducción de ingresos de España de Vodafone, “tienen implicaciones muy directas sobre Telefónica, que es una teleco que está muy recomendada por los analistas”. Recomendaciones Para Eduardo Bolinches, “a corto plazo, hay que estar cortos”. Pero, si hablamos de medio plazo –continúa- “mucha atención porque el verdadero suelo no está y, no ha llegado el momento de comprar para mantener”. El experto es de la opinión de que “necesitaríamos ver los 10.725 puntos en el Dow Jones para poder ver, posiblemente, un rebote serio que dure más de un mes y, digno de ser aprovechado en los máximos valores”. Según Gonzalo Cantarela, hay que extremar también la precaución: El mercado esta con mucha volatilidad y está solo exclusivamente para profesionales. Para los particulares cree que deberían dejar pasar el mes de agosto debido a los fuertes riesgos q estamos viendo. No compensa un mes de agosto totalmente de vacaciones con los fuertes riesgos que estamos viendo. Boni Aguado por su parte explica que estamos en un momento de “indefinición total e incertidumbre” por lo que cree que hay que seguir siendo “prudentes”. En la misma línea se mostró Laura Proubasta, para quien “estamos en una situación bastante complicada”. Diego Herrero recomienda a los clientes menos arriesgados y a aquellos que no tengan ningún perfil de bolsa “seguir fuera de la renta variable porque las cosas no están claras”. Si hay que arriesgarse, no hay ningún cambio en las palabras de los expertos. Los blue chips pueden ser una opción. Por Telefónica apuestan: Laura Proubasta, Boni Aguado, Javier Galán, Ignacio Cantos y Diego Herrero. Los dos grandes bancos, Santander y BBVA serían una buena opción para Carlos Esteban al igual que para Galán. A esta tendencia se unió Javier Ruiz, gestor de Metagestión. Y luego como siempre, para gustos los colores. Laura Proubasta se fijaría en Indra, Ignacio Cantos en Acerinox o Técnicas Reunidas que “por debajo de los 50 sería un valor para entrar”. Acerinox es precisamente un valor por el que también apostó Javier Ruiz, porque “se ha quedado bastante barato en comparación con su sector”. Además, Ruiz recuerdó que en los últimos meses “estamos viendo un mejor comportamiento de los precios base” que puede ayudar a la compañía a batir las perspectivas del mercado”. Julián Coca en Gamesa que asegura que “podría hacerlo mejor”. Los niveles que marcarían el experto serían “los actuales de 30 euros con objetivo en los 36 euros y un stop loss muy cercano entorno a los 29,75 euros”. José Lizán por su parte José Lizan se fijaría las utilities. Además, nos gustan compañías como Almirall y Grifols que tienen poco que ver con la crisis actual y valores como Tubacex favorecida por el precio del petróleo. A Juan Carlos Costa, director de Kostaroff.es le gustan valores muy castigados “como Telecinco que ha empezado a hacer una figura de vuelta”. Además se muestra positivo en compañías como Popular y Bankinter. Antonio Aspas, director de Aspas Inversiones, explicó que para aquellos que tengan “un poco más de empuje y sepan soportar un poco más las perdidas podrían centrarse el sector financiero, más concretamente el bancario o algunos medios como Telecinco o Antena 3”. Precaución y calma una semana más son los ingredientes de las recetas que dan los expertos a la hora de invertir en bolsa. Incluso algunos apuntan a que es mejor dejar a la renta variable "de vacaciones" hasta que pase un poco la tormenta... Ya saben lo que dicen, después siempre sale el sol....