Un total de 19 entidades financieras cerraron en 2007, una cifra algo mayor a la de 2006, cuando fueron 15 las empresas de este tipo que cerraron su negocio en España. Según un informe elaborado por Axesor, empresa especializada en el suministro de información empresarial, los motivos de estas disoluciones se debieron en la mayoría de los casos al cierre de la entidad (9 casos), pero también se registraron otros motivos como fusiones o absorciones (6), revocación de la autorización del consejo de gobierno del Banco de España (1), o cambio de objeto social (1).