Wall Street mantiene el ánimo antes del puente: los futuros apuntan a una apertura al alza

El DOW JONES Ind Average sube un 0,3% hasta alcanzar los 32.705,08 puntos, mientras que los del S&P 500 se anotan un 0,65% y marcan 4.081,8 enteros. El NASDAQ 100, por su parte, escala con fuerza hasta los 11.988 con una revalorización este viernes del 1,38%.

El Dow, el S&P 500 y el Nasdaq van camino de cerrar la semana al alza, poniendo fin a una racha de siete semanas consecutivas a la baja. El Dow ha subido un 4,4%, el S&P 500 un 4% y el Nasdaq un 3,4% en la semana, un botín que se debe en buena parte a las fuertes subidas de ayer jueves. Aun así, los índices están muy lejos de sus máximos, con el Nasdaq sólidamente instalado en territorio de mercado bajista. Tras el cierre del jueves, el Nasdaq ha perdido un 27,6% desde su récord, mientras que el S&P 500 y el Dow se han dejado un 15,8% y un 11,7%, respectivamente.

“Creemos que hay una buena posibilidad de que haya más fuerza aquí. Se trata de una especie de repunte clásico del mercado bajista o de un rebote desde el fondo”, advierte Troy Gayeski, estratega jefe de mercado de FS Investments. “Las expectativas de inflación se han desbordado recientemente”.

La recuperación de esta semana ha llegado de la mano de las expectativas de que la Reserva Federal no tendrá que acelerar sus subidas de tipos para combatir la inflación, pero lo cierto es que el mercado no las tiene todas consigo. Hoy los inversores conocerán poco antes de la apertura nuevas referencias que darán pistas sobre este complicado entorno, y más concretamente el Índice de Precios del Gasto en Consumo Personal (PCE), uno de los indicadores preferidos por la Fed para medir la inflación. Finalmente, el PCE se elevó un 4,9% en abril con respecto al año anterior. El mercado cree que las presiones inflacionistas podrían haber tocado techo. El gasto del consumidor se elevó un 0,9% en abril.

Resultados de las minoristas: Gap se desploma un 18%

El sector minorista sigue siendo uno de los grandes protagonistas del mercado de la mano de sus resultados trimestrales. Las acciones de Ulta Beauty se disparan cerca de un 8% antes de la apertura del mercado después de que la compañía haya informado de unos resultados trimestrales mejores de lo esperado.

La cruz es para Gap, que se hunde un 18% después de que el minorista textil no solo haya publicado unas pérdidas más altas de lo esperado sino que también haya recortado su previsión de beneficios para todo el año.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

Gap, detrás de marcas como Old Navy y Banana Republic, dijo que ve las ganancias para todo el año entre 30 centavos y 60 centavos por acción, por debajo de su previsión anterior de un rango de 1,85 a 2,05 dólares por acción. En los tres meses que terminaron en abril,  la compañía registró una pérdida de 44 centavos por acción con unos ingresos de 3.500 millones de dólares.

En el sector tecnológico, las acciones de Marvell Tech suben más de un 5%. La compañía registró un beneficio neto ajustado de 448 millones de dólares en los tres meses que terminaron en abril, unos 8 millones de dólares por encima de las previsiones del consenso de los analistas. Los ingresos aumentaron un 74% respecto al año pasado, hasta los 1.447 millones de dólares. Esa cifra podría alcanzar los 1.515 millones de dólares en el trimestre actual, dijo Marvell, con un beneficio ajustado de unos 56 centavos por acción.

La posible compra de Twitter sigue dando que hablar en el parqué. En una de sus últimas derivadas, el millonario Elon Musk ha sido demandado por inversores de Twitter que alegan que manipuló el precio de las acciones de la compañía a la baja.

Los inversores denuncian que Musk se ahorró 156 millones de dólares al no revelar que había comprado más del 5% de Twitter antes del 14 de marzo. Piden que se les certifique como grupo y que se les conceda una cantidad no especificada de daños punitivos y compensatorios. También nombran a Twitter como demandado, argumentando que la compañía tenía la obligación de investigar la conducta de Musk, si bien en este caso no buscan daños y perjuicios de la empresa.

En los mercados de materias primas, los precios del petróleo parecen tomarse un respiro en la sesión de este viernes, si bien se mantienen cerca de sus máximos de dos meses tras las fuertes subidas de los últimos días. En el mercado sigue notándose la preocupación por el suministro ante el inicio de la temporada de conducción en EEUU que se inicia este fin de semana con el puente del Día de los Caídos.

Y sobre la mesa está también la perspectiva de una prohibición de la Unión Europea a las importaciones de petróleo ruso. Hungría sigue siendo el principal escollo para este veto, aunque el tema volverá a tratarse en la reunión del Consejo Europeo del próximo lunes.

El barril de West Texas se paga de este viernes a 114,19 dólares y cotiza plano, mientras que los Futuros del petróleo Brent, de referencia en Europa, cotizan planos hasta los 114,26 dólares.

En los mercados de deuda, la rentabilidad del bono estadounidense de deuda a diez años se sitúa son muchos cambios en el 2,759%, mientras que el bono a 30 años paga un 2,992%.