La bolsa estadounidense comienza la jornada con subidas, después de conocerse el dato de creación de empleo, que respalda la política monetaria de la Reserva Federal de seguir subiendo los tipos de interés. Además, la atención sigue pendiente del sector tecnológico y en este caso de IBM después de la huida de Warren Buffett de su capital tras vender más de 18.000 acciones.


De esta manera, el S&P 500 comienza con subidas del 0,21%, el Dow Jones pierde un 0,05%, mientras que el Nasdaq avanza un 0,27%.

Los mercados, Wall Street en particular, tienen varios puntos que vigilar. El primero de ellos es el más lejano, el domingo que viene tenemos la segunda ronda de las elecciones francesas y todos los sondeos dan una clara victoria a Macron, pero con los numerosos fracasos de las encuestas en la salida de Reino Unido de la unión europea y en las elecciones norteamericanas nadie se lo cree demasiado, aunque el mercado de deuda sigue relajando la prima de riesgo de Francia, y eso sí que es significativo.

El segundo de ellos es el dato de creación de empleo del mes de abril que hemos conocido hoy, mejor de lo esperado y que volvió a recuperar la cota de los 200.000. El dato es más importante de lo que parece, porque el dato del mes anterior se ha revisado a la baja, es decir, a peor, por debajo de los 80.000, así que este repunte es un buen comienzo del segundo trimestre que se aleja un poco de la debilidad que vimos en el primero y aumenta las esperanzas de ver un incremento del producto interior bruto. Este dato también mantiene la tesis de la Reserva Federal, así que es un apoyo para mantener las subidas de tipos esperadas.

El tercero es que, precisamente, la Reserva Federal tiene un protagonismo muy importante hoy porque hasta seis miembros muy destacados van a hablar en el día de hoy, por lo que tenemos riesgo de titulares acerca de la política monetaria. Si ellos empiezan a hablar de los últimos datos macro y del dato de creación de empleo de este mes, recuerden que hay algunos que creen que podríamos ver más de cuatro subidas de tipos de interés este año, por lo que más apoyo en ese sentido podría sentar mal al mercado de deuda y de rebote también al riesgo. Por otro lado, tener un efecto ligeramente positivo sobre Europa porque acuérdense de que el riesgo/recompensa favorece Europa frente a Estados Unidos.

Por último, lo que está pasando con el precio del crudo. Recuerden que en los últimos días ha tenido un desplome muy importante al hacerse ya muy patente que el incremento de producción de Estados Unidos ha compensado, junto con otros factores algo secundarios de puesta en marcha de pozos en Libia, compensa totalmente el acuerdo de recortes de la OPEP. Precisamente hoy han vuelto a poner en marcha las intervenciones verbales para ver si espabila un poco el precio, diciendo que la próxima reunión de la organización probablemente se ponga encima de la mesa una extensión de dicho acuerdo más allá de junio, porque ven que es necesario, algo que se veía desde hace meses pero ya saben que estos acuerdos más que ser sólidos están hilvanados.

Con respecto a valores en concreto, la temporada de resultados sigue su curso pero ya empiezan a ser de segunda fila los nombres que aparecen. Si debemos tener en cuenta una mala influencia que tiene el Dow Jones al haber dicho Warren Buffet que se ha deshecho del 30% que tiene de su posición en IBM, así que es un peso bajista que se nota en el mercado nocturno pues el Dow Jones es el más tocado de los principales.