Aunque la temporada de presentación de resultados del segundo trimestre en Estados Unidos no arranca oficialmente hasta la próxima semana con la gran banca, este jueves tenemos un adelanto con las cifras de dos gigantes Nike y Micron Technology. Con un comportamiento bursátil totalmente dispar en lo que llevamos de año serán las encargadas de iniciar un periodo de publicaciones de cuentas crucial para los mercados.

Con unas ganancias acumuladas del 165% en 12 meses, superiores al 48% en 2017, el comportamiento en Bolsa de Micron Technology da buena cuenta del rally protagonizado por el sector tecnológico en los últimos tiempos, especialmente desde la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca, que ha impulsado las perspectivas con sus promesas fiscales y de inversión.

Por el contrario, a vueltas con el aumento de la competencia y el impacto del comercio electrónico, Nike apenas sube en el año un 4,8%, y acumula un porcentaje similar si ampliamos el plazo a los últimos 12 meses.

Vea también: La tendencia alcista pierde apoyos

El consenso espera que Micron cierre su tercer trimestre fiscal con un beneficio por acción (BPA) de 1,50 dólares y unos ingresos de 5.410 millones de dólares. De media, le otorga una recomendación de compra, con precio objetivo de 53,89 dólares.

En el periodo finalizado en marzo, logró un crecimiento de las ventas del 58% y en el de diciembre del 19%. Las expectativas para el actual apuntan a un repunte del 85%. Los expertos destacan la fuerte demanda de la que se beneficia y de la reducida oferta de chips de memoría para smartphones y otros dispositivos.

Técnicamente, los Indicadores premium de Estrategias de inversión otorgan a Micron una puntuación de 10 sobre 10, con tendencia alcista.

Vea también: Estrategias sobre Nike, Inc.

Por el contrario, estos indicadores sitúan a Nike en tendencia bajista, con una puntuación de 2 sobre 10. El momento lento y rápido es negativo y el volumen a largo decreciente. Con todo, la volatilidad en todos los plazos es decreciente.

El mercado descuenta que la compañía cierre el segundo trimestre con un beneficio por acción (BPA) de 0,50 dólares, con unos ingresos de 8.640 millones de dólares. De media, el consenso le otorga un consejo de sobreponderar, con precio objetivo en los 53,89 dólares.

Vea también: “Creo que el crash de las bolsas llegará a partir del primer trimestre de 2018”