Los principales índices de la bolsa de Nueva York, registran descensos en la apertura de la sesión en Wall Street. Las caídas se producen una vez que el presidente de EEUU, Donald Trump, haya amenazado con nuevas sanciones comerciales a China, después de que el pasado viernes ya advirtiese a Europa sobre sus exportaciones de vehículos. Al otro lado del Atlántico la atención también se centra en los precios del petróleo, tras la reunión de la OPEP.

Trabajadores de Wall Street

Las preocupaciones por las relaciones entre EEUU y sus socios comerciales, tanto en el intercambio con China, la segunda economía mundial, como con la Unión Europea (UE), persisten, lastrando hoy a Wall Street en la apertura.

Así, en la apertura de Wall Street, el Dow Jones baja un 0,48%; el S&P 500, un 0,48% y el Nasdaq, un 0,83% El pasado viernes, el Dow Jones logró apuntarse una subida, tras enlazar ocho sesiones consecutivas con descensos. Otro cierre en rojo hubiese supuesto el período más largo con resultados negativos que habría registrado ese indicador desde 1978, ligado a las tensiones comerciales de Estados Unidos con otras naciones.

Con el índice industrial en los 24.463,73 puntos, solo tres valores se libran de las pérdidas:Verizon, que repunta un 0,30%, The Travelers, que se revaloriza un 0,13%; y de Merck, que avanza un 0,01%.

Por el contrario, el mayor descenso es el deBoeing, que cae un 2,10%, por delante de Intel, que retrocede un (1,92%) y de McDonald's, que se deja un 1,53%.

Evolución en Wall Street del Dow Jones, el S&P 500 y el Nasdaq

Las nuevas amenazas de EEUU a China pesan sobre Wall Street

Según The Wall Street Journal, que cita personas de la Administración estadounidense familiarizadas con la cuestión, el presidente de EEUU, Donald Trump, planea ahora aumentar las tensiones comerciales con China impidiendo que muchas empresas de este país inviertan en firmas tecnológicas estadounidenses y bloqueando exportaciones adicionales de tecnología china a EEUU. Las nuevas iniciativas, que se anunciarán para el fin de semana, están diseñadas para evitar que China avance con los planes descritos en su informe "Made in China 2025" para convertirse en un líder mundial en 10 amplias áreas de tecnología, incluida la tecnología de la información, aeroespacial, vehículos eléctricos y biotecnología.

Estas informaciones se conocen después de que el pasado viernes Trump amenazase con establecer una tarifa del 20% a los vehículos europeos importados tras conocerse las medidas adoptadas por la UE en materia de tarifas contra EEUU en respuesta a las adoptadas anteriormente por este país. "Si estos aranceles no son retirados pronto fijaremos un gravamen del 20% sobre todos sus coches que llegan a EEUU. ¡Construidlos aquí!", advirtió el presidente estadounidense en su cuenta de Twitter.

La amenaza de Trump llegó el mismo día en el que la UE comenzó a aplicar aranceles adicionales por valor de 2.800 millones de euros a una lista de casi 200 productos procedentes de Estados Unidos -como zumo de naranja, whisky, tabaco, vaqueros, arándanos, motos o mantequilla de cacahuete- en respuesta a los impuestos que el presidente Donald Trump decidió imponer a las importaciones de acero y aluminio del bloque comunitario.

“A estas alturas es muy complicado determinar si la agresiva posición de EEUU en materia comercial es una táctica negociadora o si el Gobierno Trump está dispuesto a llevar su política de “America First” hasta sus últimas consecuencias, incluso si ello conlleva un impacto directo en el crecimiento económico estadounidense. De cara al comportamiento de los mercados de valores mundiales, este tema se ha convertido en el principal factor de incertidumbre y, por ello, seguirá condicionando el devenir de los mismos, al menos en el corto plazo -hasta finales de la primera semana de julio no entran en vigor las nuevas tarifas estadounidenses y chinas por lo que todavía hay tiempo para la negociación”, indican desde Link Securities.

En la agenda del día al otro lado del Atlántico, destaca la publicación del dato de mayo de ventas de viviendas. Se espera un incremento del 0,5%, frente al descenso del 1,5% del mes anterior.

Además,  el martes se publicará el índice de confianza de los consumidores. El jueves se conocerá la tercera estimación del PIB estadounidense del primer trimestre; mientras que el viernes será el turno de la lectura final del mes de junio de índices de sentimiento de los consumidores en EEUU.

Wall Street, también pendiente de la OPEP

Antes de la apertura de Wall Street, el precio del petróleo Brent de referencia en Europa baja un 1,51%, hasta los 74,19 dólares, mientras que el West Texas estadounidense avanza un 0,58%, hasta los 68,97 dólares por barril.

El pasado sábado, tras la reunión del viernes en Viena, los miembros de la OPEP y de los países que no pertenecen a la OPEP acordaron el aumentar la producción al volver al 100% de cumplimiento con los recortes de producción acordados previamente, recortes inicialmente establecidos en 1,5 millones de barriles al día.

En ese sentido, el ministro de Energía de Arabia Saudita, al-Falih, dijo que los productores bombearían aproximadamente 1 millones de barriles al día adicionales de lo que venían haciendo hasta ahora. Sin embargo, dado que no todos los miembros del cártel son capaces de aumentar significativamente la producción, el nuevo acuerdo agregará solo unos 600 barriles por día a los suministros mundiales, según el ministro iraní del Petróleo, Zanganeh.

Posteriormente, el ministro de Petróleo de Rusia, Novak, dijo que la OPEP y sus socios "no OPEP" están considerando un nuevo acuerdo de producción de petróleo para 2019.