Los principales índices de la Bolsa de Nueva York registran descensos en la apertura de la sesión ante las preocupaciones sobre una posible demora en la aprobación de la reforma fiscal impulsada por el presidente estadounidense, Donald Trump.

El Washington Post publicó ayer, citando a fuentes anónimas, que los líderes republicanos del Senado estiman una demora de un año en la implementación de importantes recortes de impuestos a empresas para cumplir con las normas del Congreso estadounidense.

Analistas de EEUU consideran que cualquier potencial demora, o la posibilidad de que las reformas propuestas no prosperen podrían afectar al dólar. Así, en la apertura de Wall Street el euro se cambia a 1,159 billetes verdes.

Según dijo ayer el presidente de la Comisión de Medios y Arbitrios, Kevin Brady, a Fox News, los republicanos planean una votación sobre la reforma fiscal la próxima semana. Los republicanos de la Cámara baja, que enfrentan cierta resistencia en sus propias filas, buscan resolver las diferencias sobre la legislación esta semana y cumplir con una fecha límite autoimpuesta para la aprobación en noviembre.

La incertidumbre sobre la aprobación de la reforma tributaria ya pesó en la sesión de ayer sobre el S&P 500 y el Nasdaq, que cerraron con descensos, mientras que el Dow Jones volvió a registras máximos históricos.

Mientras tanto, continúa la gira asiática de Donald Trump, quien ha vuelto a lanzar una severa advertencia al líder norcoreano, Kim Jong Un, al señalar que las armas nucleares que está desarrollando "no están aumentando su seguridad, están poniendo a su régimen en grave peligro".

"No nos subestimen y no nos pongan a prueba", dijo Trump a Corea del Norte al concluir una visita a Corea del Sur con un discurso ante la Asamblea Nacional en Seúl.

Trump pronunció algunas de sus líneas más duras contra Corea del Norte, en un discurso que abordó variados temas, y que incluyó acusaciones específicas de abusos a los derechos humanos en Pyongyang. El republicano llamó a los países del mundo a aislar al estado comunista al negarle "cualquier forma de apoyo, suministros o aceptación".

De esta forma, Trump retomó su dura retórica contra Corea del Norte, un día después de que pareció moderar una posición que había generado temores de un conflicto militar en todo el este de Asia. El martes, el republicano incluso ofreció una apertura diplomática para "lograr un acuerdo".

Con todo, en la apertura del sesión, el Dow Jones se deja un 0,06%, igual que el Nasdaq, mientras que el S&P 500 cede un 0,08%.

Con el índice industrial en los 23.542,60 puntos, The Travelers lidera las subidas al avanzar un 0,62%, por delante de Wal-Mart y de P&G, que suben un 0,44% y un 0,41%, respectivamente.

En el lado contrario, destaca el descenso de JP Morgan, que se deja un 0,63%, seguido de Cisco y de Verizon, que pierden un 0,57% y un 0,55%.

En una jornada sin referencias en el plano macroeconómico y sin presentación de resultados empresariales de calado, resalta el descenso de Snap, la matriz de Snapchat, que cae un 10,55%. Al cierre de ayer la compañía comunicó que cerró el tercer trimestre del año con unas pérdidas de 443 millones, superior a los números rojos (124,2 millones) del mismo periodo del año anterior, a pesar de que los ingresos aumentaron un 62%, hasta los 207,9 millones de dólares.

El número de usuarios activos diarios de Snap se incrementó, hasta los 178 millones, aunque lo hizo por debajo de las expectativas (181,1 millones).

Con 430 compañías del S&P 500 que han publicado resultados, el 74,4% han batido las expectativas, el 7,9% se han mantenido en línea, y el 17,7% han decepcionado. El incremento medio del beneficio por acción es del 6,55%, superior al 3,45% esperado antes de la publicación de la primera compañía.

En la apertura de Wall Street los precios del petróleo retroceden, con el Brent en los 63,47 dólares el barril, mientras que el West Texas se sitúa en los 57,02 dólares el barril, tras el descenso de las importaciones de crudo en China a su menor nivel en un año.

El secretario general de la OPEP comunicó ayer que empiezan los preparativos de la próxima  reunión del cartel, que se celebrará el próximo 30 de noviembre,  cuyo punto clave será prorrogar los recortes de producción vigentes válidos hasta marzo 2018. El núcleo blando aboga por prorrogarlos hasta agosto 2018 y el núcleo duro hasta diciembre 2018.