Hace ocho años que abandonó la Reserva Federal, pero de vez en cuando Alan Greenspan decide hablar y opinar sobre la política monetaria de Estados Unidos. 
 Justo el día en el que se espera que la autoridad monetaria que ahora dirige Janet Yellen anuncie el fin de ocho años de programas de expansión monetaria, los archiconocidos QE, Alan Greenspan ha decidido añadir un poco más de leña al fuego. 

El nonagenario economista que dirigió la FED durante casi 20 años ha hablado hoy en un evento en Nueva York. Ante la pregunta de si la autoridad monetaria podría dejar su política expansiva sin generar una crisis en los mercados, Greenspan ha sido tajante: “no será capaz de salir sin organizar un caos en los mercados financieros”, ha alertado. Eso sí, no ha hablado de crisis porque, al parecer, no le gusta la palabra.

Alan Greenspan, al que muchos acusan de ser el promotor de la explosión de las subprime y de alguna otra burbuja en Wall Street por su política de tipos bajos, no ha querido decir cuándo podría producirse la primera subida de tipos en Estados Unidos. El consenso espera que se produzca alrededor de mediados del año que viene. El precio del dinero está cerca de cero desde diciembre de 2008.

Greenspan no cree que los tres QE hayan sido un éxito total. En concreto afirma “no han sido un éxito desde el lado de la demanda, ya que los bancos simplemente han aparcado sus reservas en el Banco central”.

“Cuando todo comience –en referencia a los tipos de interés-, todo puede suceder y no todo va a ser bueno”, ha alertado el ex presidente de la FED.

No ha querido irse del evento sin lanzar un mensaje a los vecinos de Europa al decir que “aún tiene sus dudas sobre la viabilidad del euro” y afirma que sin una integración política total la eurozona podría romperse.