Los principales índices de la bolsa de Nueva York registran subidas en la apertura de la sesión, tras dos jornadas consecutivas registrando descensos, impulsado por los resultados empresariales de Cisco y Wal-Mart y la votación de la reforma fiscal, tras la publicación de varios datos macroeconómicos.

Wall Street abre con ganancias una sesión en la que se han conocido las peticiones de ayuda por desempleo, la producción industrialla, y el índice de la Fed de Filadelfia.

El número de estadounidenses que presentaron nuevas solicitudes de ayudas por desempleo subió inesperadamente la semana pasada, pero la tendencia subyacente apuntaba a una mejoría de las condiciones del mercado laboral.

Así, las peticiones subieron la semana pasada hasta las 249.000, 10.000 más que en la semana anterior, según los datos publicados hoy por el Departamento de Trabajo. El consenso de analistas de Reuters esperaba una reducción hasta las 235.000 peticiones de subsidio por desempleo.

La producción industrial de EEUU creció un 0,9% en octubre, lo que supone un incremento tres décimas superior al registrado en el mes anterior. Asimismo, el dato está por encima de lo esperado por los analista, que estimaban un incremento del 0,5%.

El índice de la Fed de Filadelfia registra una lectura de 22,7 puntos en noviembre, dos décimas menos que en octubre. Además el dato está por debajo de lo esperado por el consenso (25,0).

Ayer por la noche Donald Trump hizo un anuncio sobre la reforma fiscal a través de su cuenta de Twitter. “Gran votación mañana en la Cámara de Representantes. ¡Las rebajas de impuestos se acercan!”, proclamó Trump en un tuit. “¿Por qué se resisten los demócratas a enormes rebajas de impuestos para la clase media y las empresas (empleos)? El motivo: ¡obstrucción y demora!”. Este jueves, el presidente dará un discurso en la Cámara de Representantes antes de que se produzca la votación del proyecto de ley en la Cámara Baja.

Los republicando cuentan con 241 miembros en la Cámara baja de los 435 totales y necesitan 218 votos para dar luz verde a una reforma fiscal cuyo principal punto es la rebaja del impuesto de sociedades hasta el 20%, desde el 35% actual.

En la sesión de ayer el Dow Jones cerró con un recorte del 0,59% y el S&P 500, del 0,55%, registrando sus peores descensos desde el 5 de septiembre, ante la preocupación por la reforma fiscal y la caída del precio del petróleo. Por su parte, el Nasdaq retrocedió un 0,47%.

Tras el cierre de ayer, Cisco presentó sus resultados correspondientes al primer trimestre fiscal. Las ventas alcanzaron los 12.100 millones de dólares, con un beneficio por acción de 0,61 dólares. De cara al próximo trimestre fiscal, la compañía estima un crecimiento de las ventas entre el 1% y el 3%, por encima del 0,94% del consenso.

Hoy también ha publicado sus cuentas Wall-Mart. Los ingresos alcanzaron los 123.180 millones de dólares, frente a los 121.040 millones anteriores, superando las expectativas del mercado, que esperaba unos ingresos de 118.180 millones. Antes de la apertura, Wal-Mart sube un 4,59%.

El inversor activista Nelson Peltz  ha logrado un asiento en el consejo del grupo del gigante de productos de consumo y presionar para que la compañía tome medidas que impulsen las ventas, los beneficios y la cotización.

Con todo, el Dow Jones sube un 0,44% en la apertura; el S&P 500, un 0,42% y el Nasdaq, un 0,55%.

Con el índice industrial en los 23.404,30 puntos, Cisco lidera las ganancias al subir un 5,56%, seguido de Wal-Mart, que avanza un 5,58%, y de P&G, que se revaloriza un 1,60%.

Dentro del Dow Jones solo registran descensos: Exxon Mobil, del 0,57%; The Travelers, del 0,50%, y Walt Disney, del 0,24%.

Con 465 compañías del S&P 500, publicadas el 73,5% baten las expectativas; el 8,8% se mantienen en línea y el 17,6% ha decepcionado. El incremento medio del beneficio por acción es del 6,71%, frente al 3,5% estimado antes de la publicación de las cuentas de la primera empresa.

En la apertura de Wall Street, el euro se cambia a 1,177 dólares.

Los precios del petróleo siguen retrocediendo. El Brent pierde un 0,45%, hasta los 61,56 dólares, al tiempo que el West Texas se deja un 0,22%, hasta los 55,21 dólares por barril.