Iberdrola ha informado este miércoles de los pormenores su segundo programa de retribución flexible, en el que apuesta por pagar el dividendo en metálico y también da la opción a sus accionistas de percibir el diviendo en nuevos títulos de la compañía. La eléctrica decidió elevar en su consejo de administración de octubre un 7% su dividendo a cuenta de 2018.

Durante el plazo establecido por Iberdrola, los titulares de 870.368.973 acciones de la compañía han optado por recibir el dividendo a cuenta, alrededor de un 7,5% de su capital social.

Así pues, el importe total bruto del dividendo a cuenta que será satisfecho el día 5 de febrero es de 131,4 millones de euros, el cual resulta de multiplicar el importe del dividendo bruto por acción (0,15 euros) por el número de acciones respecto de las cuales sus titulares han optado por recibir el dividendo en metálico. El pasado año la eléctrica que lidera Ignacio Sánchez Galán pagó 0,14 euros como retribución en metálico para sus accionistas.

El 7,35 de los accionistas de Iberdrola opta por el dividendo en efectivo

Como consecuencia, dichos accionistas han renunciado de forma expresa a 870.368.973 derechos de asignación gratuita y, por tanto, a las 19.341.532,73 nuevas acciones correspondientes a dichos derechos.

Las nuevas acciones cotizarán el 6 de febrero

Las nuevas acciones de Iberdrola procedentes de la ampliación de capital en el marco de la nueva edición de su programa de retribución flexible comenzarán a cotizar el próximo 6 de febrero. El 23 de enero finalizó el periodo de negociación de los derechos de asignación gratuita correspondientes al aumento del capital.

En concreto, el número definitivo de títulos ordinarios de 0,75 euros de valor nominal unitario que se emitirán es de 122.828.000, con un importe nominal de 92,12 millones de euros, lo que supone un incremento del 1,92% sobre la cifra de capital social de Iberdrola previa a la ejecución del aumento de capital.

Así, el capital social de Iberdrola tras el aumento de capital ascenderá a 4.890.342.750 euros, representado por 6.520.457.000 acciones ordinarias de 0,75 euros de valor nominal cada una, íntegramente suscritas y desembolsadas.