}

    Opciones sintéticas

    ¿Qué son las opciones sintéticas?

    Para entender que son las opciones sintéticas, primero debemos conocer lo que es una opción. Una opción es un contrato que otorga a su comprador el derecho, pero no la obligación, a comprar o vender una determinada cuantía del activo subyacente, a un precio determinado llamado precio de ejercicio, en un período de tiempo estipulado o vencimiento. En opciones, al ser contratos y no valores, no es necesario comprar primero para posterior- mente vender, sino que es posible vender primero y en su caso luego comprar. Por ello es fundamental distinguir entre la situación del comprador y la del vendedor. El comprador de una opción tiene el derecho, pero no la obligación, de comprar o vender (según el tipo) al vencimiento; por el contrario, el vendedor de la opción está obligado a com- prar o vender si el comprador decide ejercer su derecho. Llegada la fecha de vencimiento, el comprador decidirá si le interesa o no ejercitar su dere- cho, en función de la diferencia entre el precio fijado para la operación (precio de ejercicio o strike) y el precio que en ese momento tenga el subyacente en el mercado de contado (en el caso de acciones, su cotización).

    Las opciones sintéticas

    Estas opciones son utilizadas para minimizar problemas y volatilidad generadas por las opciones normales, que son las que se han descrito arriba. Para comprar una opción sintética es necesario combinar efectivo o futuros con la opción. Es posible asimismo crear opciones sintéticas tanto de compra (call) como de venta (put). Si la opción de compra disponible en el mercado está más cara que la call sintética que uno mismo puede construirse mediante la combinación de futuros y opciones de venta se abrirá una posibilidad de arbitraje, esto es, de lograr un beneficio cierto sin riesgo mediante la compra del activo barato y la venta de su equivalente caro. La fórmula de partida señala que el precio del futuro debe equivaler al precio de la call menos el precio de la put menos el precio de ejercicio -común para ambas opciones-. Si la igualdad no se cumple, es posible construir artificialmente -sintéticamente- una call o una put y aprovechar la ineficiencia detectada en la formación del precio. Supongamos que para un mismo vencimiento el futuro de Repsol cotiza a 19,44 euros, las opciones de compra (call) a precio de ejercicio de 19,50 euros tienen una prima de 2,65 euros y las opciones de venta (put) a ese mismo precio tienen una prima de 2,55 euros. La call real está a 2,65 euros, más cara, por tanto, que la call sintética, la cual está a 2,49 euros (precio del futuro más precio de la put menos el precio de ejercicio). Tendrá sentido, por tanto, comprar el futuro y la opción put y vender la opción call. Para poder operar con opciones sintéticas es necesario tener una formación elevada y haber utilizado antes las opciones normales, ya que se trata de activos financieros derivados cuya complejidad es alta. Por tanto, aunque pueden ser una buena opción y se puede ganar buenas rentabilidades operando con ellas, también es cierto que se requiere un nivel alto de conocimiento y de práctica previa antes de comenzar a operar con ellas. Además, también es necesario conocer los riesgos de las opciones sintéticas, ya que, si el mercado comienza a moverse en contra de la posición que tenemos, ya sea call o put, se estaría perdiendo dinero con esta operación. Es decir, que aunque tienen menos riesgos que las opciones normales, también hay que conocer las desventajas que tienen las opciones sintéticas y los riesgos que conlleva esta operación, ya que es imposible invertir sin asumir riesgo.

    Términos asociados

    Futuros sobre acciones

    En el mercado español se pueden negociar futuros sobre acciones de BBVA, BSCH, Repsol, Endesa y Teléfonica , la garantia ...

    Leer más
    X
    Volver arriba