Estrategia.Acciones frente a Índice
en la categoría de Trading
Al inversor que compra y vende acciones lo que le interesa es la evolución absoluta de una acción: si sube o si baja. Con futuros, pueden efectuarse operaciones en las que lo importante sea la evolución relativa frente al Ibex 35. Por ejemplo, un inversor que crea que Telefónica va a evolucionar mejor que el Ibex 35 deberá comprar futuros sobre acciones de Telefónica y vender simultáneamente
futuros sobre el Ibex 35 en unidades monetarias iguales o equivalentes. Para hacer el cálculo hay que tener en cuenta
lo que significan los puntos de Ibex 35. A efectos de los contratos de futuros sobre el Ibex, cada punto vale 10 euros. Así, el futuro sobre el Ibex a 9.500 puntos representa una inversión nominal de 95.000 euros (15,8 millones de pesetas). El importe equivalente en futuros
sobre Telefónica a 18,60 euros, por ejemplo, sería de 50 contratos (cada uno de ellos de 102 acciones, lo que representa un total de 5.100 acciones).
En esta operación es irrelevante si el conjunto del mercado
sube o baja. Lo que importa es la evolución relativa.

Las garantías habrán de ser del 20% en el caso de
Telefónica, como en todos los ejemplos anteriores. En el
caso de los futuros sobre el Ibex, sin embargo, la garantía
es fija de 700 puntos por contrato a razón de 10 euros el
punto. Así, estaríamos hablando de una garantía de 18.972
euros en el caso de Telefónica -en efectivo o acciones,
según lo visto- y de 7.000 euros en el caso del futuro
sobre el Ibex 35. No será necesaria una gran provisión de
fondos para las liquidaciones diarias, pues beneficios y
pérdidas se compensarán en buena medida
Palabras relacionadas: Futuros sobre acciones