Fiel a su cita (y no podía ser menos en un año tan alcista), la Navidad trajo este habitual patrón estacional. Con el bajo volumen de siempre, los índices han roto por arriba el lateral (rectangular en el SP y de diamante en el Eurostoxx) en el que llevaban varios meses, haciendo nuevos máximos. El "único" riesgo de este escape alcista es su absoluta "previsibilidad" y la confianza extrema de los alcistas.
Esta norma de que "el mercado pocas veces hace lo que todo el mundo espera" es casi la única esperanza para los bajistas (si es que queda alguno...) de ver un recorte considerable en las próximas jornadas. Eso, junto a unos indicadores de sentimiento en máximos históricos (¡desde el 2003!), una volatilidad VIX (ver gráfico) por debajo de 20, en zona de mínimos anuales, y un ratio Put/Call de índices CPCI (ver gráfico) (que refleja la actividad de los institucionales) que ha dibujado un fuerte  y extraño rebote desde zona compradora a vendedora.

Indicador de Sentimiento Bajista



Pero todo lo anterior no son más que indicadores de sentimiento contrario que alertan de un posible techo, pero en absoluto lo aseguran. Lo cierto es que la semana pasada los índices rompieron máximos, y eso es una señal alcista. Habrá quien alegue que lo hicieron con muy bajo volumen... ¿pero acaso ha habido desde Abril alguna ruptura alcista que se haya hecho con volumen alto? El volumen se ha concentrado desde entonces en las bajadas... pero el caso es que el SP acumula una subida del 20% desde entonces.

EUROSTOXX diario


La semana pasada rompió al alza la resistencia que suponían los anteriores máximos (en 2.950) y el patrón en forma de diamante (rectángulo en el caso del SP) que llevaba dibujando varios meses. Estos patrones representan una compresión de los precios, que suelen romper con violencia en un sentido u en otro. Según las estadísticas, la ruptura será más fiable cuanto con más volumen se produzca. En este caso no ha sido asi, por lo que las probabilidades de que sea una falsa ruptura aumentan, pero recordemos que las confirmaciones de volumen apenas han funcionado este año.

El escenario rojo muestra este improbable caso de falsa ruptura,
que para confirmarse debería perder en las próximas sesiones las zonas verde y amarilla de soporte, y colocarse de nuevo por debajo del 2.900. Otra indicio podría ser la última vela, un doji de indecisión, que en máximos y junto a la banda de Bollinger, podría suponer una figura de vuelta, aunque dado el bajo volumen del jueves, puede que no sea significativo.

Pero lo más probable, como no, es la continuación alcista (escenario verde), y el cierre de un año "redondo" en un nivel "redondo": el 3.000. Quien apueste por este escenario y venga alcista, simplemente que ajuste los stops profits por debajo de las nuevas zonas de soporte, entre el 2.880 y el 2.920.

En cualquier caso, no sería extraño ver recortes de 20-30 puntos durante la jornada de hoy, con la excusa de la floja campaña de Navidad que se está dando en USA, para retestear la zona de soporte de 2.950. A pesar de que últimamente todos los lunes son alcistas por definición, y más si es día pseudo-vacacional.

Datos macro para hoy

16;30 - US - Ind. actividad manufacturera FED Dallas
19:00 - US - Subasta de Notas a 2 años