El experto analiza técnicamente el aspecto de Microsoft y establece una estrategia de trading para el valor.
Como podemos ver en los gráficos siempre podemos sacar la información económica, bien en base a índices donde vemos las variables macroeconómicas o bien con valores que nos permiten entender la microeconomía. En este caso si miramos históricamente el gráfico de Microsoft nos encontramos claramente que el amplio desarrollo de la compañía ha tenido sus frutos.

Primero su modelo de negocio se consolidó con el lanzamiento de Windows y luego se magnificó con el desarrollo de las puntocom. Esto nos enseña muchas cosas. Primero que los negocios crecen y luego se consolidan en tendencias más laterales, como también pasa en el caso de Google.

Cuando estalló la burbuja tecnológica cayó menos de lo que lo hizo el Nasdaq. En torno al 67%. Un porcentaje profundo, pero menor del conjunto del mercado en general. En todo este tiempo vemos como la compañía se ha mantenido bastante estable. En rango lateral durante todos estos años.

También observamos el proceso de mercado bajista de 2009, pero luego vimos como experimentó una gran recuperación después. Como suele ocurrir en las grandes compañías. Quizás en el futuro tenga la gran competencia de Apple, pero sigue teniendo la exclusividad del monopolio en los sistemas operativos.

En este escenario lo que nos sorprende muchas veces es por qué si durante 14 años no ha habido un desarrollo de Windows, qué ha cambiado en el mercado para que Microsoft suba enormemente en bolsa.

Lo único que podemos sacar en claro es que hemos visto un ajuste de precios en base a las rentabilidades de los diferentes activos. Esto quiere decir que la baja rentabilidad de los bonos y los bajos tipos de interés hacen que la rentabilidad que nos está pagando la renta fija permita pagar más por la renta variable, porque los dividendos que nos pagan las compañías siguen siendo apetecibles pagando PER muy elevados.

Obviamente estamos viendo precios caros. En este caso Microsoft cotizaba a un PER 20 veces casi las ganancias, lo cual es un precio bastante caro. Muy cerca de los máximos del año 2000. El Nasdaq está un 8% por debajo de esos máximos, por lo que es un indicador más de que la bolsa americana está cotizando a unos precios muy exigentes.

Por eso, cualquier expectativa de subida de tipos de interés puede restar el camino de la bolsa porque además está muy apalancada y hay activos muy retenidos en el mercado de renta fija por la compra de activos de la Reserva Federal.

Operativamente lo podemos tratar de esta manera. Vamos a entender que la tendencia alcista va a seguir vigente por lo que vamos a buscar una corrección para comprar para buscar recorridos bastante limitados.