Marc Ribes, cofundador de Blackbird, analiza la situación técnica de BME. 
 
"El problema muchas veces de comprar en máximos es que el precio puede caer hasta un 15% y seguir la compañía en un tramo alcista. En principio es una corrección menor. 

Ahora debemos buscar en qué punto podemos entrar en el mercado dentro del valor. Buscamos líneas de resistencia y vemos cómo el primer intento de romperla por parte de BME ha sido anulado. Si hacemos una anticipación buscaremos la base de suelo de mercado, en este caso, optaríamos por la volatilidad y poner un stop un 5% abajo, por debajo de los 36 euros. 

Si queremos buscar confirmación, no nos queda otra esperar a que el precio gire por encima de la línea de tendencia que pasaría por encima de 40 euros".