Este miércoles las acciones de Nike cerraron la sesión con una caída del 7,05%, los resultados del tercer trimestre de su ejercicio fiscal decepcionaron a los inversores, a pesar de que aumentó el beneficio neto hasta los 1.141 millones de dólares, un 20% más que en el mismo periodo del año anterior.

Pero los resultados no alcanzaron los objetivos de cifras de ventas, y el margen de beneficio retrocedió. Sin embargo, varios bancos de inversión mantuvieron sus valoraciones anteriores, en este momento Goldman Sachs estima un precio objetivo de 62 dólares y Citigroup ve un precio ecuánime en 66.

Las acciones de Nike iniciaron la sesión de este miércoles con un gap bajista del 5,60% cotizando a 54,75 dólares, para terminar cerrando con un retroceso del 7,05% en 53,92. A principios de febrero, consiguió superar la línea de directriz bajista de una tendencia que se había iniciado hace justo un año en 65,10 dólares, y que llevó a los títulos de la compañía hasta el soporte semanal situado en 49 dólares, donde formó un suelo el pasado noviembre.

Este miércoles, los títulos acabaron cerrando justo en la línea de directriz bajista superada recientemente, este nivel sirvió como apoyo y en la sesión de jueves rebotaron un 2,69% hasta 55,37 dólares. El impulso le llevó a superar su primer nivel de resistencia, ubicado en 55,10, y que coincide con el nivel de retroceso 38,20 Fibonacci, del último movimiento tendencial bajista de Nike.
En el grafico diario, cortesía del broker de Forex y CFD´s ActivTrades, pueden comprobar que para poder cerrar el hueco dejado esta semana, deberá enfrentarse primero a la resistencia semanal ubicada en torno a 56 dólares, después deberá superar el nivel de retroceso 50% Fibo, y a continuación, la resistencia situada en 57,80 dólares.

Las acciones de la compañía, habían marcado un nuevo máximo anual este martes tras superar la barrera de los 57,80, y continuaron subiendo hasta el siguiente nivel de resistencia, ubicado en la cota de los 58,83, que también coincide con el 61,80% Fibo, alcanzando así su nivel más alto desde septiembre de 2016.

La tendencia de más corto plazo se ha tornado bajista tras el fuerte revés del jueves, pero la tendencia alcista de corto-medio plazo que se inició en la zona de los 49 dólares, permanecerá vigente mientras que los títulos de Nike coticen por encima de 53 dólares.

Si acaba cerrando el hueco de esta semana y supera los niveles de resistencia donde marcó máximos anuales este martes, se reanudará la tendencia alcista y podríamos plantearnos poder ver un recorrido hasta los máximos de 2016, marcados en torno a 65 dólares, desde el nivel de precio actual supondría una revalorización del 15,70%.
 
nike