El experto se ha posicionado sobre la evolución de la materia prima y considera que en los próximos 13 meses tienen bastante recorrido a la baja.
El recorrido del oro ha sido uno de los asuntos más comentado por los analistas en las últimas semanas. La tendencia que ha llevado últimamente hace que la mayoría de los pronósticos apuesten por descensos para los siguientes meses. La principal cuestión es si podría alcanzar los 950 dólares próximamente.

Así pues, David Seaburg, jefe de operaciones de ventas de Cowen, apuesta por ser bajista con el metal dorado. "Yo voy a corto con el oro a largo plazo," dice el analista en el programa norteamericano Talking Numbers. Hace unos días ya hizo presagiar un estallido a la baja del oro y, aunque no se ha producido, cree que su dirección es absolutamente bajista.

"Vas a tener pequeñas oportunidades para hacer trading a medida que la incertidumbre global sea más grande ", asegura Seaburg. "Pero en última instancia, creo que la trayectoria para el oro se ha reducido, y yo creo que es el momento de ir a cortos", asevera.

Seaburg cita varias razones por las que el oro está en problemas. Con los bancos centrales extranjeros añadiendo estímulos para sus economías, sus monedas se deprecian frente al dólar estadounidense. “Un dólar más fuerte es negativo para los lingotes denominados en dólares”, considera.

Gráfico del oro


Además, la inflación no es una preocupación por lo que la necesidad de que el oro sea un activo de refugio seguro “se ve disminuida ahora mismo”, en su opinión.

"Puedo esgrimir un argumento en este momento sobre que las acciones de Estados Unidos son ahora el último activo de refugio seguro", dice Seaburg. "Soy un vendedor de oro y yo creo que va mucho más abajo (…) Veo que tiene los 950 dólares a la vista como objetivo”, concluye.