Ayer las bolsas europeas cerraron la sesión con relevantes subidas que llevaron a todos los índices a romper resistencias. Sin embargo, en esta clase sigue habiendo alumnos más aventajados que otros. El CAC y el FTSE MIB siguen sacando cabeza por encima del Ibex 35, el Dax y el EuroStoxx 50. Esta es la situación técnica que presenta cada cual. 
 
IBEX 35
Nuestro índice, para no cambiar la dinámica de todo el año, sigue cotizando con retraso respecto a sus homólogos europeos y, si bien es cierto que tras el avance de ayer regresó al terreno positivo en el año, continúa siendo el que más lejos cotiza de sus máximos anuales, un 15% por debajo.

Además, en el gráfico diario del Ibex 35 observamos que el precio acaba de situarse por encima del 32,8% de retroceso de Fibonacci (10.250 puntos), mientras que otros índices han superado retrocesos mayores. Ahora, el Ibex 35 podría ir a atacar la resistencia que encuentra en las inmediaciones de los 10.500 puntos, nivel que se corresponde con el retroceso del 50% de Fibonacci. Además, cuenta con el refuerzo de la media de 40 sesiones que ayer dejó atrás (10.113 puntos).

Pero, si el selectivo español se deshinchara y volviera a perforar el soporte de los 10.250 puntos (no debemos obviar la alta volatilidad que tiene) podría caer hasta los 10.000 enteros donde se ha soportado en los últimos achaques relevantes.

ibex



DAX
El índice alemán sigue gozando de una de las mejores situaciones técnicas de la bolsa europea, pues no debemos olvidar que es el único que este año ha marcado máximos históricos, concretamente en 12.374 puntos y se revaloriza en el ejercicio más de un 10%. Sin embargo, desde que tocara esta cima ha caído un 11%.

Si observamos el gráfico diario, vemos que el precio ayer también logró superar resistencias, concretamente la marcada por el 50% de retroceso de Fibonacci en los 10.850 puntos. Ahora la clave está en que supere los 11.000-11.100 puntos, nivel que supone, no sólo una resistencia psicológica, también técnica, pues en este nivel se cruzan la directriz bajista que nació en los máximos anuales, con la alcista que germinó en los mínimos de septiembre y con la media de 200 sesiones. Sin embargo, para recuperar la directriz alcista de más largo plazo el Dax debería subir más de un 10%, hasta los 12.000 puntos.

Por debajo del Dax encuentra su principal soporte en los 10.500 puntos, que coincide con el retroceso de Fibonacci del 38,2%.

dax



EUROSTOXX 50
El selectivo compendio europeo presenta una situación gráfica parecida a la del Dax, aunque en este caso la revalorización anual es un poco inferior, del 9%. En este caso, el EuroStoxx cotiza a un 11% de sus máximos anuales en 3.828 puntos.

El gráfico del EuroStoxx 50 el movimiento de ayer confirma la superación del retroceso de Fibonacci del 50%, coincidente con los 3.400 puntos. Sin embargo, más arriba encuentra una resistencia clave: 3.570 puntos. ¿Por qué es tan importante este nivel? Porque en él coinciden la directriz alcista de largo plazo, la alcista que surgió en los mínimos de septiembre y la bajista que nació en los máximos del año. Pero antes de romper este nivel tiene que traspasar el muro de los 3.500 puntos (61,8% de Fibonacci y media de 200 sesiones).

Si el EuroStoxx no lograra prolongar el rebote de ayer y perdiera de nuevo los 3.400 puntos, podría ir a visitar los 3.300 (38,2% de Fibonacci y media de 40 sesiones).

eurostoxx



CAC-40
El índice francés saca más ventaja en el año a los selectivos comentados, pues se revaloriza casi un 15%. De igual manera, cotiza a menos de un 7% de sus máximos anuales en 5.268,91 puntos.

La fotografía del CAC-40 también confirma esta ventaja con la que cotiza frente a sus homólogos, pues el precio ayer superó la resistencia del 61,8% de Fibonacci, en los 4.890 puntos y también perfora la media de 200 sesiones. Algo que ni Ibex, ni Dax, ni EuroStoxx han logrado. Ahora, antes de volver a atacar los máximos anuales, tiene que superar antes la zona de 5.000-5.050 puntos, zona de encuentro entre la directriz alcista de largo plazo y la de medio.

Si el CAC-40 decidiera tomarse un descanso y perder el soporte superado ayer, podría retroceder hasta los 4.700-4.750 puntos, precio en el que se mueve el 50% de retroceso de Fibonacci y la media de 40 sesiones.

cac



FTSE-MIB
Pero hay un índice en Europa que supera la situación del CAC y ése es el FTSE-MIB transalpino. En el año el selectivo italiano se revaloriza un casi un 17%, aunque para recuperar los máximos anuales tendría que subir un 8%.

Pese a que el FTSE-MIB es el índice más alcista de Europa, el precio no ha superado el último nivel de Fibonacci, aunque ayer cerró rompiendo la barrera del retroceso del 50% y también de la media de 40 sesiones. Por arriba la clave está en que supere la media de 200 sesiones, que pasa por 22.623 puntos y, finalmente, que se coloque por encima de 23.500 puntos y así recupere la directriz alcista que nació a comienzos de año.

Si viéramos que el FTSE-MIB se mete por debajo del soporte de los 22.170 puntos, podría recular hasta los 21.680 (38,2% de Fibonacci)

ftse mib