Volumen creciente y volatilidad a la baja respaldan el impulso alcista. El lado largo del mercado nos parece la mejor opción mientras el Ibex no consolide por debajo de 10.065.


El Ibex 35 comienza el lunes con un leve sesgo alcista (en torno a dos décimas al alza) y mantiene la inercia al alza que parte de la zona de soporte clave comprendida entre 9.370 / 9.232, mínimos anuales. El movimiento viene respaldado por un volumen de contratación abultado que mantiene senda creciente, una volatilidad que cede después de aproximarse a techo y que activa señales de compra en osciladores de precios. Una combinación que favorece el lado largo de mercado y que se encuentra en el resto de índices europeos (ver “Análisis técnico de Futuros Eurex. En busca de máximos anuales”)

 
Ibex 35 en gráfico semanal con Rango de amplitud en porcentaje, Estocástico y Volumen de contratación
Fuente: VisualChart y elaboración propia


A más corto plazo, en gráfico de 60 minutos, la dinámica de volumen al alza y volatilidad decreciente también se aprecia con claridad. En este contexto, nos decantamos por rupturas de resistencias y consideramos que los retrocesos son una oportunidad para probar posiciones largas o compradoras. A tal efecto, la primera zona de soporte la situamos en el hueco de apertura al alza desarrollado el 9 de OCT15 y que se encuentra comprendido entre 10.225 y 10.181.
Ibex 35 en gráfico 60 minutos con MACD, Rango de amplitud en porcentaje, e histograma sobre volumen de contratación
Fuente: VisualChart y elaboración propia



El mínimo más ajustado que encontramos al precio es 10.065 y es el que utilizamos como referencia del rebote a corto plazo. Por debajo de este nivel, 10.065, el lado largo de mercado comenzaría a presentar dudas.