Comienza un nuevo verano, y parece que los mercados están en la misma disposición que lo estuvieron en el verano del 2009: la volatilidad disminuye y las malas noticias también, bajo volumen  de negociación y generosa liquidez en las líneas de crédito de los Bancos Centrales… es decir, mercado sin volumen pero con liquidez = mercado alcista. Y cualquier buena noticia, como en este caso la decisión de China de flexibilizar el tipo de cambio del yuan, permitiendo a medio plazo su revalorización frente al dólar, es aprovechada para meterle un gap alcista de al menos 10 puntos al futuro del SP, con la consiguiente limpieza de stops de cortos.

Mientras no vuelva a aparecer el volumen vendedor, y mientras el dólar no vuelva a apreciarse, las posiciones cortas seguirán sufriendo, por muchas divergencias bajistas que surjan en los indicadores ante estas subidas sin volumen ni momentum.

EUROSTOXX diario



El Eurostoxx cerró la semana pasada "atascado" ante el 2.750, y es que en este nivel confluían muchos impedimentos: la media exponencial de 200 sesiones (en amarillo), la media simple de 100 sesiones (en azul), y el tridente Pitchfork mostrado en el gráfico.  Durante las últimas 3 sesiones estuvo consolidando bajo el 2.750, y a pesar de ser un nivel de resistencia importante, apenas recortó ante él, ni siquiera tras los vencimientos del viernes. Señal de fortaleza por tanto.

En estas circunstancias, nada mejor que forzar un gap de apertura para superar dicho nivel de resistencia y hacer saltar por los aires todos los stops que hubiera por encima. Parece ser por tanto que se confirma el escenario verde del gráfico, cuyo objetivo es la zona marcada: 2.850-2.870, que en el Eurostoxx no es un nivel cualquiera, sino exactamente el fibo 61,8% de toda la caída de los máximos del 2007 hasta los mínimos del 2009. Bonito nivel para cerrar el primer semestre del año...

Todo ello coincidiría con un EUR//USD en la zona de 1,26, que es nuestro objetivo para la actual sub-onda alcista.