El Ibex acaba una semana sin sobresaltos manteniendo un sesgo positivo y conservando la estructura de rebote que parte de mínimos anuales y que una puesta a prueba de resistencias.

 

El Ibex 35 recupera posiciones en la última parte de la jornada terminando en zona de máximos y conserva el sesgo positivo. En gráfico de 60 minutos conserva señales de compra activadas en los osciladores de precios a medida que la volatilidad continúa estancada en zona de mínimos de las últimas semanas. Un comportamiento que permite mantener un escenario de aproximación al siguiente nivel de resistencia establecido en 10.378 que es máximo de la semana que dejamos atrás.

Ibex 35 en gráfico 60 minutos con MACD, Rango de amplitud en porcentaje, e histograma sobre volumen de contratación
Fuente: VisualChart y elaboración propia


La foto a cierre semanal no nos deja grandes cambios. Lo negativo es que el volumen ha caído con fuerza (más bajo que las semanas de verano y probablemente debido a la festividad del lunes). Lo positivo es que el repunte de volatilidad no ha ido mucho más allá y se ha frenado en la parte alta del rango desarrollado en el último año. Apoyándonos en la perspectiva que este marco nos permite apreciar que la sobreventa continúa siendo elevada si nos fijamos en los niveles del oscilador estocásticos; una circunstancia que nos hace considerar que el rebote desde mínimos anuales puede tener mayor recorrido o que no se encuentra maduro.

 
Ibex 35 en gráfico semanal con Rango de amplitud en porcentaje, oscilador estocástico y volumen de contratación
Fuente: VisualChart y elaboración propia