La entidad cree que hay una gran cantidad de inversores que siguen fuera de los mercados por el temor a un acontecimiento que genere un crash en los  mercados y que pudiera hacerles perder su dinero.  Ellos creen haber encontrado una herramienta que podría ayudarles a entrar de nuevo.

Como otros muchos, la firma de inversión cree que  la última década ha marcado definitivamente a los mercados. No solo por la crisis financiera de 2008, sino sobre todo porque los últimos acontecimientos –brexit o victoria de Trump-, han cogido a los inversores con el pie cambiado. Nadie esperaba estos resultados, y menos aún la reacción que han generado ante  los distintos activos financieros.

Santiago Satrústegui, presidente de Abante, afirma que “la incertidumbre es un problema para lo inversores, ya que los tiene bloqueados”. En su opinión, muchos inversores consideran que ante un suceso como estos todo el patrimonio de su vida pueda “saltar por los aires”.  El experto cree que “esa sensación de perderlo todo es algo que a los inversores los tienen atenazados; esa sensación de que todos los días puede ser un Lehman es lo que hace que  estos inversores estén fuera del mercado”.

Explica el presidente de la firma que “ese coste de oportunidad se compensaba antes con unos tipos de depósitos atractivos, y ahora eso ya no es así.  Además, el refugio de los bonos está también agotado –probablemente sea la burbuja más grande del momento”,  alerta.

Ahora mismo, el estar fuera del mercado ha hecho que los inversores pierdan la  posibilidad de ganar dinero. Recuerda que en los últimos tres años las carteras moderadas de la firma han ganado algo más de un 5% de media cada año.

La solución del mercado financiero para estos inversores que querían estar en el mercado sin arriesgar su patrimonio no han funcionado bien, en opinión de Satrústegui. Una de estas fórmulas en los últimos años han sido los fondos garantizados.

Según los últimos datos de Inverco, a finales de enero había en  nuestro país más de 24.415 millones de euros invertidos en este tipo de producto, alrededor de un 10% del total.  El presidente de esta firma era rotundo al afirmar  durante la presentación de un vehículo que quiere rivalizar con esa categoría que “nosotros no recomendamos a nuestros clientes garantizados porque creemos que lo que garantizan es una ruina”.
 

Distribución de categorías

La propuesta
La firma de inversión ha lanzado en colaboración con Morgan Stanley el  “Abante 80% protección creciente”. Se trata de un producto que va dirigido a esas personas que tienen miedo de exponer sus carteras a posibles shocks del mercado, pero que quieren huir de los garantizados, o los depósitos bancarios.

Este producto es el primer fondo en España que garantiza el 80% del valor liquidativo máximo que se alcance. Es decir, el vehículo lleva una cobertura que garantiza Morgan Stanley, que protegería de caídas de hasta un 20% desde el valor máximo alcanzado.

Se trata de un fondo de inversión multiactivo global, un fondo mixto, con una exposición del 50% a renta variable global, un 45% de renta variable y un 5% de liquidez. La parte de renta fija se invertirá a través de ETFs, mientras que la renta variable incluirá ETF’s y acciones.  La inversión en acciones directas se realizará combinando las carteras de los tres gestores de Abante, José Ramón Iturriaga, Josep Prats y Alberto Espelosín.

Durante la presentación del fondo, el presidente de la entidad ha recordado con una frase de Joaquín Sabina el espíritu del fondo: “que ser valiente no salta tan caro y ser cobarde no valga la pena”.

QUIZÁ LE INTERESE LEER:
“Dónde y cómo invertir en Rusia”
“Por 10 euros puede invertir en los fondos de los grandes gestores value españoles con este fondo de fondos”