“Las señales del mercado son contradictorias. Está siendo desconcertante y difícil gestionar en un mercado tan volátil”, afirma Victoria Torre, responsable de análisis de Selfbank.


“La prima de riesgo española está en zonas muy cercanas a las que otros países han tenido que ser rescatados, sin embargo, no ha pasado nada. Es cierto que cuando se ha anunciado el cambio de gobierno en Grecia e Italia parecía que iba a ser un revulsivo para los mercados, pero todavía falta mucho por hacer”.

De hecho, "España se está separando de la situación que vivía Italia, lo que tendría que ser positivo, sin embargo, detrás de Grecia e Italia siempre va aparejado el nombre de España y estamos viviendo un efecto contagio, lo que es muy pernicioso”, dice Torre en declaraciones a Radio Inteconomía.

“Si la situación de la renta fija se trasladara a la renta variable, sería una suspensión”.

En cambio, “en EEUU estamos empezando a ver síntomas de mejoría, como demuestran los datos conocidos hoy, y las ventas de automóviles o la subida del PMI manufacturero después de 5 meses de contracción”.