Ya ha comenzado la sangría de accionistas en el título ante la oferta de OPA recibida por Azora a un precio muy por debajo del actual. Realia se desploma, pero quizás sea momento de asumir las pérdidas sean cuáles sean, y salir porque el título puede ir mucho más abajo.

Realia se desplomó ayer un 25,12% y hoy vuelve a convertirse en la acción más penalizada del Continuo. La cotización de Realia pierde un 12,66% adicional. Los títulos de la inmobiliaria cotizan a 0,69 euros, sin embargo, la sangría podría no haber terminado, puesto que la inmobiliaria Hispania, gestionada por el grupo Azora, pretende hacerse con Realia pagando tan sólo 0,49 euros por acción.

Esto suponía valorar a la mitad las acciones de Realia, respecto a los precios de de ayer y, a pesar de la caída de hoy, la oferta aún se encuentra un 30% por debajo de la cotización actual.

Evidentemente, a los accionistas de Realia que estén en la inmobiliaria desde antes de la crisis y hayan permanecido esperando a la recuperación del precio, les será sumamente doloroso salirse de la compañía, peor es mejor cortar las pérdidas ahora que un 30% más abajo, pues si se ejecuta la operación de Hispania, un inversor que comprara Realia a máximos históricos en los 6,54 euros de julio de 2007 tendrá que asumir irremediablemente una pérdida del 92% sobre el dinero invertido.

Apúntese gratis a nuestras alertas de cambio de ciclo bursátil

realia


De hecho, es que no cabe siquiera una opción de compra especulativa pues, aunque el RSI marque una fuerte sobreventa (22 puntos) está viciada porque el precio de Realia va a tender a caer hasta el ofrecido por Hispania.

realia


Lo que sí podríamos ponernos es bajistas, aunque tendríamos que encontrar a alguien que quisiera prestarnos los títulos y, es que, si George Soros, principal accionista de Hispania, decide seguir adelante con la operación, lo tendrá fácil para sacarla adelante pues necesitará la aprobación del 55% del accionariado de Realia y un 36,887% está en manos de FCC y Bankia a los que les urge vender antes de finalizar el año.

Por cierto, los accionistas actuales deben tener en cuenta que a la actual degradación de su inversión, si la OPA progresa, tendrán que sumarle que Hispania podría promover un aumento de capital en Realia, con derecho de suscripción preferente en favor de sus accionistas, con el consecuente efecto dilutivo en los accionistas. Vamos, llueve sobre mojado.