Como bien sabrán, el riesgo de crédito soberano acapara la actualidad. Las dudas en torno a la credibilidad de las proyecciones de crecimiento de Grecia y del plan financiero de apoyo están ejerciendo presión sobre los diferenciales de la deuda griega y de los demás países periféricos de la zona euro.
A toda Europa le toca apretarse el cinturón para poder cumplir con las restricciones impuestas por Bruselas y el FMI. A nivel de inversión, esto se ha traducido en importantes flujos de entrada en bonos alemanes, cuya rentabilidad se encuentra en estos momentos en mínimos.

Bajo estas premisas, creemos que hay actualmente más valor en renta fija global incluida la americana que, a pesar de tener también su rentabilidad por los suelos, permite estar invertido en dólares, nuestra principal apuesta divisa frente a un euro sobrevalorado desde un punto de vista fundamental. El fondo de Pioneer Strategic Income invierte con un enfoque de retorno absoluto (podrá hacer uso de derivados) en bonos a nivel global utilizando todas las herramientas de renta fija. El equipo gestor trabaja principalmente con el mercado americano, teniendo en cartera 665 posiciones. El análisis que se hace es cualitativo y cuantitativo. La duración en estos momentos es de 4,2 y el rating medio de la cartera es BBB. El fondo logró subir un 28,4% el año pasado frente a un 5,2% de su índice de referencia, el BarCap US Universal Index.