La firma de inversión suiza ha realizado varios cambios en sus carteras en el último mes para adaptarse a la nueva situación de los mercados. La respuesta para sus clientes es evidenten, más renta variable.
 
Renta variable
El director global de inversión de UBS, Mark Haefele, es optimista con respecto a la bolsa. En su última carta a los inversores apunta que “la mejora sincronizada entre el crecimiento y los indicadores de beneficios apoyan el rally continuado de los mercados de renta variable”. Por esa razón han mejorado su visión sobre este activo al que ahora recomiendan sobreponderar.

Eso a pesar de las valoraciones de la bolsa. Reconocen que la bolsa ya no está infravalorada ya que cotizan a un PER medio de 17,9 veces beneficios, muy cerca de su media de 30 años que es de 18,4 veces. Con todo, consideran  que el crecimiento de las ganancias de las empresas será suficiente como para sostener subidas adicionales de las cotizaciones.

per mercados desarrollados


Además, centrándose en mercados concretos han sobreponderado la bolsa americana frente al grado de inversión.  Explican que los datos de ISM manufacturero está en máximos de dos años, que los salarios crecen al mayor ritmo de 2009 y que la confianza de los pequeños negocios está en máximos de 12 años. En su opinión, todos esos factores, junta a la mejora de los precios del petróleo harían que los beneficios de las empresas americanas crecerán un 11% este ejercicio.

Y eso  a pesar de que los principales índices americanos están muy cerca de máximos. Apuntan que “desde 1960 el S&P 500 ha subido un 11,6% de media el año después de tocar un nuevo máximos, más que en otros años (11,2%).

Desde un punto de vista más local han cerrado una posición de infraponderar renta variable suiza frente a emergente porque afirman que “los bancos del país se están comportando mejor ante la esperanza de un entorno de mayores tipos de interés”.

Renta Fija
En cuanto a la renta fija han realizado un cambio significativo. Hasta ahora sobreponderaban el high yield europeo y ahora han pasado a variar esa posición para pasar a favorecer al high yield americano.  Esta decisión no la toman solo por el estrechamiento del diferencial que han sufrido los títulos europeos (desde 407 puntos básicos a 360 puntos básicos en solo un mes).

En su opinión, “las previsiones son mejores para la deuda americana de alto riesgo gracias a la buena evolución de la economía del país, la mejora en la confianza de las empresas y a que la subida del precio del petróleo reducen la posibilidad de defaults”. Esperan que la tasa de impagos caiga por debajo del 2,5% en doce meses.

High yield europeo


Divisas

En cuanto al par más conocido, el EURUSD, explican que la sólida actividad económica y la mejora de la inflación de la eurozona podrían hacer que la moneda europea se apreciara gradualmente.

Además,  acaban de abrir una posición de sobreponderar corona sueca frente a dólar canadiense gracias a la buena evolución de la economía del país nórdico.

QUIZÁ LE INTERESE LEER:
“Los gestores españoles lo tienen claro, el riesgo está en los bonos”