Hay una cita importante esta semana que es, pasada la atención en los resultados electorales autonómicos, ver lo que ocurre el viernes. “Es muy fuerte el compromiso que hemos hecho para ajustarnos al déficit exigido por Bruselas y lo que se quiere ver es si se podrá cumplir con el objetivo marcado”, reconoce Mercedes Camacho, de Omega IGF.
La prensa anglosajona no nos concede mucho el beneficio de la duda “siempre buscan la parte negativa de nuestras noticias en relación con la economía pero lo que importa es ver dónde se realizarán los ajustes, si será vía ingresos o gastos y el objetivo será factible alcanzarlo”, reconoce Mercedes Camacho, de Omega IGF en declaraciones a Radio Intereconomia.

Hay grandes análisis y personas muy competentes que han apuntado que los 34.000 millones que necesitamos de reducción de gasto serán insuficientes. Todo dependerá de cuánto crezcamos. “Es posible que se suban impuestos o se rebajen exenciones fiscales y espero que por la vía del consumo no sean tan importantes pues al final se crea un círculo vicioso que sigue incrementando el endeudamiento”.

Deuda pública viene a reflejar que el billón de euros que el BCE ha inyectado al sistema financiero sigue sin fluir al resto de la economía y estamos viendo cómo gran parte de la deuda de los gobiernos no deja de estar en manos de los bancos. El crédito no se reactiva “es el gran problema, a pesar de que nos digan que la medida iba orientada a obtener liquidez, sanear sus cuentas y que el dinero fluyera entre los consumidores”. Tenemos nuevas líneas de ICO para pymes pero también tiene que fluir el crédito para generar consumo.

Estamos viendo cómo sufren los bancos pero “creo que todavía queda reestructuración, el jueves tienen que presentar sus planes de reestructuración pero no creo que necesite la ayuda de Bruselas”. El próximo viernes es un día clave también respecto al fondo Europeo de Estabilidad Financiera. Todavía falta mucho “Alemania da pasos de que pueden actuar conjuntamente pero de ahí a implementar ayudas del FMI ú OCDE todavía quedan más reuniones”.