El fundador de Merriman Wealth Management acaba de publicar un artículo de opinión en MarketWatch en el que afirma que aún existe valor en algunas pequeñas compañías.
Si tiene sentido invertir en valores value, y si aún tiene sentido invertir en small caps, por qué no combinar las dos e invertir en small caps value?”, se pregunta el experto en este artículo.

Para apoyar esta sugerencia, el experto afirma que si nos basamos en los últimos 87 años se trata de una estrategia muy atractiva. “De hecho, si nos basamos en el largo plazo, este tipo de empresas lo han hecho mucho mejor en bolsa que las grandes cotizadas, que los grandes valores value y que las small caps en general”, asegura.

Tanto que asegura que en el largo plazo este tipo de compañías son el campeón indiscutible de todos estos cuatro tipo de activos. Sin embargo apunta que en el corto plazo este tipo de valores pueden ser muy decepcionantes.

Explica que desde 1928 a 2014 las small caps value han generado una rentabilidad anual media del 1,6%, frente al 9,8% del S&P 500. Y da una cifra: Si hace 87 años se hubieran invertido 100 dólares, en estos momentos su cartera ascendería a 6,5 millones de dólares. La cartera del S&P 500 sería de unos 350.000 dólares menos.

Por años, el mejor ejercicio para este tipo de acciones fue en 1933, cuando este índice consiguió apreciarse un 125% y dos años después llegó a caer un 54,7%. Hablamos de los años de la Gran Depresión.

Más estadísticas de este tipo de acciones: en 59 de esos 87 años, las small caps value tuvieron retornos positivos, con una subida media por año del 34,6%. Por tanto, las pérdidas fueron protagonistas en 28 ejercicios, con una pérdida media del 34,6%.

Pero el experto va más allá y afirma que 87 años son muchos años para una inversión, con lo que divide este tiempo en 48 periodos de 40 años y cada uno de ellos supuso una rentabilidad del 40%, afirma Merriman.

También los divide en 73 periodos de 15 años. “El mejor de todos comenzó en 1975 y generó una rentabilidad del 26,4%. Por el contrario, el peor de todos estos periodos comenzó en 1928 y generó unas caídas del 1,6%”, asegura el experto.

Así que, Merriman asegura que en el 93% de los casos, un inversor que ponga su dinero en un periodo de 15 años en este tipo de small caps value tendrá un retorno del 10%, o más. En su opinión, la mejor forma de hacerlo es entrar en un fondo de inversión de bajo coste.

Entre todos destaca un fondo Vanguard (de esos de los que recomienda el propio Warren Buffett). En concreto, se trata del Small Cap Value Index Fund, que ha sido rentable en 7 de los últimos 10 años. En 2009 y 2013, el fondo generó una rentabilidad del 30%.

Vanguard Fund


Según el folleto, este fondo requiere una inversión mínima de 3.000 dólares.