Tras ganar un 14% más en 2016, Reig Jofre quiere dar un empujón a su plan de expansión, acometiendo adquisiciones y potenciando su internacionalización. Además, por el camino quiere premiar a los inversores con el reparto del primer dividendo de la compañía tras su fusión con Natraceutical, así como aumentando el free float para dar más estabilidad a la acción. 
 
Hoy la compañía farmacéutica Reig Jofre ha presentado ante analistas e inversores sus expectativas de negocio y mercado, además de repasar las cuentas del ejercicio 2016 que publicó el martes 28 de febrero.

Reig Jofre cerró el ejercicio pasado con una mejora del beneficio neto 7,67 millones de euros y un ebitda 15,69 millones. Estas cuentas se vieron especialmente apoyadas en las ventas internacionales, de hecho, la entrada de la compañía en el mercado japonés supuso un empujón a su línea de inyectables, la cual mejoró un 90% su cifra de ventas. Actualmente el 41% de los ingresos de la compañía provienen de España, el 46% del resto de Europa y el 13% del resto del mundo. Reig Jofre muestra su predisposición a seguir expandiéndose fuera y destaca que los mercados potencialmente más atractivos por capacidad de crecimiento son el asiático y el americano. En cuanto a línea de negocios, quieren centrar la internacionalización en “la especialización tecnológica, productos dermatológicos, ginecológicos y gama de complementos nutricionales”.
 
 
Una forma de potenciar esta expansión son las operaciones corporativas. De hecho, el crecimiento no orgánico es una de las patas en las que Reig Jofre apoya su crecimiento futuro y, gracias a que ahora presentan “una situación financiera cómoda”, están abiertos a financiar adquisiciones “con ampliación de capital, emisión de deuda o caja”. Al respecto, Ignasi Biosca, CEO de la compañía, reconoce que están abiertos a realizar adquisiciones de compañías y carteras de productos en España y también fuera, en mercados como Francia, Inglaterra o los Países Nórdicos”, donde ya están presentes.
 
Otro de los cambios en los que apoyan su crecimiento futuro es “la especialización en un nicho de negocio que se encuentra en el espacio de salud entre cuidarse y curarse”, pues desde Reig Jofre consideran que la sociedad está tendiendo a cuidarse para prevenir enfermar. En esta área podrían incluirse los productos de Consumer Healthcare y los complementos nutricionales bajo su insignia Forté Farma, que son una baza importante de márgenes para el laboratorio catalán, ya que “no están regulados los precios”, explica Biosca.
 
 
Además de estos objetivos de negocio, Reig Jofre ha confirmado que abonará un dividendo de 3,5 céntimos de euro por acción con cargo a las cuentas de 2016. Lo que aún está por definir es el método del abono, pues no descartan que sea en efectivo o por scrip dividend. Esta será la primera vez que remuneran a los inversores desde que Reig Jofre y Natraceutical se fusionaran en 2014 pero, debido a la naturaleza del negocio, con altas inversiones en I+D, y a que se encuentran en fase de crecimiento, la directiva descarta destinar un elevado porcentaje de payout a los dividendos. Pero se animan a empezar a remunerar al inversor porque su nivel de endeudamiento es cómodo, de 1,9 veces ebitda.
 
Actualmente al accionariado de Reig Jofre está compuesto en un 74% por la familia Reig, en un 13% por la antigua Natraceutical y un 13% es free float, no obstante, reconocen que ya están trabajando para aumentar este capital flotante y, para ello, “se mantiene un contacto permanente con Natra a fin de poder avanzar en su voluntad de vehicular a través de su inversión el aumento de free float”.
 

Ver: Reig Jofre: una empresa en expansión