Seguro que los dirigentes de los bancos que suspendieron los test de estrés europeos están maldiciendo las palabras arrojadas hoy por el dirigente de la EBA, Andrea Enria. Sus palabras hunden hoy a los bancos italianos y griegos en el EuroStoxx Banks.

Las palabras del presidente de la EBA alertando que, ni siquiera los bancos que aprobaron los test de estrés están fuera de peligro, han conllevado una huida masiva de los inversores de los bancos europeos, especialmente de los que peor salieron en la fotografía de los test de estrés (pues si lo solventes no pueden cantar victoria, qué va a ser de los suspensos…).

Así pues, vemos en la parte baja del EuroStoxx Banks a las entidades griegas e italianas que no pasaron las pruebas de solvencia europeas. La entidad más penalizada es Banca Monte dei Paschi di Siena que se desploma, nada más y nada menos que un 16%. Recordemos que este banco italiano tiene un déficit de 2,11 millones de euros, tras hacer una ampliación de capital antes de septiembre de 2,14 millones.

Junto a ella en la parte baja, aunque alejada, cotiza National Bank of Greece dejándose un 7%. El banco heleno tiene un déficit de capital de 0,93 millones de euros después de realizar este año una ampliación de capital por valor de 2,50 millones.

Otro banco griego, Piraeus Bank se deja un 7,56%, aunque, en este caso, los test de estrés dejaron claro que el déficit de capital con el que cerró 2013 ya fue cubierto este año con una ampliación de capital de 1 millones de euros.

También la financiera helena Eurobank cae un 6,79%. Este banco aún tiene un déficit por cubrir de 1,76 millones de euros (el mayor de los bancos examinados) a pesar de ya haber ampliado capital este 2014 por valor de 2,86 millones de euros.