Eso es lo que asegura en una nota de hoy el estratega de la firma, David Kostin. “La no decisión de subir los tipos ha relajado las condiciones financieras con lo que el S&P 500 ha ganado algo de suporte y subirá hasta los 2.100 puntos a finales de este año”, dicen. Por el momento, tras la corrección de agosto, el índice se deja en el año algo menos de un 5%.

En cuanto a la estrategia, los expertos de Goldman siguen siendo optimistas con respecto a la renta variable de Estados Unidos. Con todo consideran que la estrategia de selección de activos, el llamado stock picking, En su opinión, “la elevada incertidumbre hacen que la selección de compañías sea muy complicada, ya que las correlaciones están muy altas y la dispersión del retorno sigue siendo bajo”.


Correlaciones y dispersión




Los expertos de la firma, además, siguen reiterando que la FED subirá los tipos de interés en la reunión que mantendrá la Reserva Federal el mes de diciembre.

Hace solo unos días Abby Joseph Cohe, la presidenta de Goldman Sachs Global Markets Institute alertaba en una entrevista con Bloomberg de los peligros de elegir las empresas que pagan una alta rentabilidad por dividendo. La carismática inversora decía que “queremos invertir en compañías que generen efectivo y lo reinviertan dentro de la propia empresa y que tengan una buena rentabilidad (ROE). Las empresas que generan mucha caja y lo invierten dividendos no tienen nada más que hacer excepto eso y en ese caso no es donde se encuentran las mejores oportunidades”.

Quizá le interese leer: “Acciones para tener y evitar cuando la FED suba los tipos”