La compañía española es la que más sube de la sesión con alzas que superan el 2% por momentos, después de que la cumbre en la capital francesa se haya cerrado con un compromiso histórico. 
Finalmente durante este fin de semana se ha alcanzado un hito que parecía impensable meses atrás en cuanto a los compromisos sobre el cambio climático de manera global. El acuerdo final ha englobado a las principales potencias, entre las que se encuentran China y Estados Unidos, las más contaminantes y ha resultado ser vinculante.

El objetivo primordial es garantizar que el calentamiento global se mantenga muy por debajo de los dos grados, emprender acciones que limiten el aumento de la temperatura a 1,5 grados, que a menos tardar posible se reduzcan las emisiones de gases de efecto invernadero, y que después de 2050 las emisiones causadas por el hombre se reduzcan a niveles que los bosques y océanos puedan absorber.

En este sentido, hay compañías que su tipo de negocio está más comprometido con el medio ambiente, como es el caso de las que su actividad se basa en la energía renovable. Es el caso de Gamesa en España, que podría salir muy beneficiada a largo plazo de este acuerdo mundial y que ya ha reflejado en el precio de su cotización que el término de la negociación entre los diferentes agentes ha llegado a buen puerto.

Los títulos de Gamesa han comenzado la jornada con subidas que han llegado hasta superar el 2%. Parece que los inversores se han tomado muy bien la noticia al considerar que la empresa española es una buena apuesta de largo plazo.



Gamesa


Así lo señalaba recientemente Gonzalo Rengifo, director de Pictet para Iberia y Latam, en una entrevista con Estrategias de Inversión. “Dentro de la eficiencia energética tenemos todo lo que son energías renovables y estamos hablando fundamentalmente de energías eólicas o energía solar”, explicaba. “Ahí sigue habiendo demasiada discusión porque la producción de una placa solar o la construcción de una torre eólica supone la emisión de CO2, pero lo que sí tiene que saber el inversor es que se consume Co2 en la producción pero luego la propia energía en su vida útil lo que hace es recuperar todo ese Co2 emitido”, añadía.


En esta línea indicaba que son bastante eficientes. “Empresas que tenemos ahí en el caso español nosotros por ejemplo somos bastante pioneros y líderes en energía eólica o solar. Empresas tipo Acciona o Gamesa”, concluía.