El barril de crudo experimentó una subida espectacular después de que se confirmara el acuerdo, pero se ha frenado en su escalada hacia precios más altos. Los analistas venían recorrido claro hasta la zona de los 55 dólares, que sería la zona de confort para los países productores.
 
La espectacularidad del movimiento en el mercado de las materias primas en la jornada de ayer, en especial en el petróleo, aún colea. El barril de Brent se revalorizó hasta casi un 9% desde los niveles marcados el día anterior incluso antes de que se oficializara el acuerdo. Una vez que comenzaron los rumores de recorte de la producción en 1,2 millones de barriles diarios hasta los 32,5 millones de barriles diarios fijados el gráfico mostró cuantiosas subidas.

El último empujón alcista se produjo, precisamente, cuando el máximo responsable del cártel anunció ante los medios el fondo del acuerdo, que fijaría la primera disminución de la extracción de petróleo desde el año 2008. Justo cuando la crisis financiera y la voluptuosa caída de la demanda, obligó a todos los actores a cerrar el grifo. Algo que llevó posteriormente a una escalada en los precios.

Entretanto, efectivamente, el barril de Brent se ha visto frenado ligeramente por encima de la cota de los 50 dólares. Un precio que resulta atractivo para mucho de los miembros de la OPEP y que sigue dejando fuera de juego a muchos pozos de petróleo no convencional de Estados Unidos, que al final es la principal pretensión que tenía Arabia Saudí.

Petróleo Brent intradía


Analistas como el banco de inversiones norteamericano, Goldman Sachs, ya avanzaron este movimiento en un informe previo, en el que aseguraron que en caso de que se llegara a un punto común por parte de todos los actores, el petróleo rebotaría hasta la zona de los 50 dólares.

Los saudíes, precisamente, aceptaron ayer que Irán, como un caso especial, pueda elevar su producción a unos 3,9 millones de barriles diarios. El acuerdo también es probable que incluya una reducción de alrededor de 600.000 barriles diarios por países no pertenecientes a la OPEP como Rusia.

A modo de resumen cabe recordar también que durante un encuentro informal en Argel celebrado el pasado 28 de septiembre, los países miembros de la OPEP pactaron este recorte estimado hasta los 32,5 millones de barriles diarios, que durante el día de hoy ha terminado dando por válido. El recorte en la producción contó con condiciones especiales para Irán, Libia y Nigeria, según informa la agencia de noticias rusa Sputnik.