Una subida de más del 3,3% en esta última jornada ha llevado al Ibex35 a cerrar la semana en positivo – un 2,09%- y sobre los 8.700 puntos. Revalorización por encima del resto de plazas del Viejo Continente que llegó impulsada por Mario Draghi  y que se ha visto aupada por subidas de más del 15% en valores como OHL.  Todo a merced de un barril de crudo que hoy rebotó por encima de los 28 dólares.
 

Tal  y como expone José Luis Cárpatos, analista independiente en su noticia Intradía  “estamos ante el rally de Draghi, que además cae en un terreno muy abonado a la subida porque el extremo de mercado negativo, es decir de sobreventa, como les detallo más adelante era insostenible.  Se habló mucho de que no era cierto de que las bolsas subieran solo por las QE de la FED en EEUU. Que si los beneficios, que si los inversores sabrían apreciar que la economía estaba mejorando. Pero al final la realidad se impone, y si no vean este gráfico:



El S&P 500 desde 2009, repite más o menos igual el mismo patrón, baja o se queda más o menos quieto mientras no hay QE, se dispara muy fuertemente en cuanto empiezan las QEs…. Ayer Draghi, dijo que habrá más QE, ya ven lo importante que es para las bolsas este tipo de cosas…


 
El gráfico que más suele mirar el BCE es este, las perspectivas que da el mercado de inflación a 5 años. El mercado sí cree claramente que se van a tomar medidas. Por ejemplo hoy se veían fuertes compras de puts de euros contra dólar, en un strike muy arriesgado como es 1 pero con vencimiento 26 de abril, apostando con claridad que creen se va a tomar medidas. Los derivados del EONIA solo accesibles para manos fuertes, muestran lo mismo.

Y un punto más: el petróleo, requisito imprescindible para que el rebote prospere, también se ha unido a la fiesta. Los mercados financieros, tienen más correlación entre todos ellos, incluidos, bonos, bolsas, materias primas, divisas, que nunca en la historia, y el efecto Draghi, se expande hasta el último rincón de los mercados. La subida que está teniendo desde los mínimos de anteayer está siendo extraordinario, fomentada, como en el caso de las bolsas por un fuerte cierre de cortos. De hecho hoy el barril de crudo se mueve por encima de los 28 dólares, con una subida de más de un punto porcentual en la sesión. 
 
De momento es demasiado pronto para valorar si esto ha tocado suelo, o solo es un rebote. Hay que esperar. “En tendencias bajistas a veces la sobreventa los genera enormes. Desde luego hay un factor que no se nos debe olvidar, las cosas cambian mucho, si el mercado termina de reafirmarse en la creencia de que los bancos centrales van a volver a apoyar…Esto no garantiza subidas, pero sí ralentiza las bajadas”, reconoce este experto.  Imprescindible ver si las grandes instituciones cambian de posición. Esto suele costar un poco, y consume parte del rebote, pero no hay otra forma de verlo.
 
También va a depender de que China no vuelva a montar ningún otro jaleo en los próximos días.

El Ibex35 por dentro...

El Ibex35 por el momento ha conseguido  cerrar la semana con una subida de más de dos puntos porcentuales que le llevan a saltar por encima de los 8.700 puntos. Ojo, que se cierra una semana en la que el selectivo ha llegado a  tocar niveles de 8.280 puntos.  Una situación que ha provocado pérdidas de más del 20% en muchos de los  valores que lo componen, con lo que han entrado a formar parte de un mercado bajista.

En el rebote que experimentó el selectivo tuvo que ver, y mucho, la fuerte subida que tuvieron los títulos de OHL. Subidas de más del 15% que le llevaron a los 4,6370 euros. Hay informaciones que hablan de que un bróker anónimo estaría comprando acciones por valor de 1,3 millones de euros de la constructora.

A rebufo de esta compañía, los títulos de Gamesa y Repsol elevaron su precio en más del 8%, con lo que el próximo lunes comenzarán a cotizar desde los 15,0850  euros y los 8,9370euros, respectivamente. También con subidas cerraron los grandes valores, Telefónica y Santander a la cabeza con subidas de más de cuatro puntos porcentuales. BBVA se anotó una subida de más del 3%, con lo que el próximo lunes comenzará a cotizar desde los 5,9590 euros. 

Tan sólo dos valores cerraron en negativo la sesión.  ArcelorMittal recortó más de un 1% su cotización, hasta los 3,2970 euros por acción. Las acciones de Endesa se giraron hacia los números rojos en el último momento, con lo que marcaron en los 17,2250 euros su  último precio.