El mal comportamiento del BBVA hoy y del Santander ayer no ha sido capaz de empañar un mes de octubre que ha dejado subidas al selectivo español de más de un 8,3%.
Así, el Ibex 35 ha terminado la sesión con una caída del 0,35%, que deja el cómputo semanal en un descenso del 1,10%. Según Cárpatos “parece que nuestra sesión final del mes ha sido insustancial. Esto no empaña el muy brillante mes de octubre que ha tenido la bolsa”.

En opinión del experto, “el mercado se ha tranquilizado de todos los grandes temas que importanban antes: Grecia, China… Se está centrando en la temporada de resultados y llevamos dos días que nos están aguando la fiesta los bancos, sobre todo el Ibex, que tiene tanta dependencia de ellos.”

De hecho, la sesión de hoy ha estado muy marcada por los malos resultados del BBVA, que han provocado que la entidad se haya dejado un 3,46%. Dos días aciagos para el sector bancario en Europa, tras los anuncios de Deutsche Bank y las decepcionantes cuentas del Santander ayer.

Para el experto independiente, a lo ocurrido en estos dos días “no hay que darle más importancia ya que este tipo de efecto, salvo por los valores implicados, suele ser efímero”.

Así, la empresa que mejor lo ha hecho ha sido OHL, que ha subido un 7,31%, seguida de Sacyr, que se ha apuntado un 4,41%. Las caídas han estado encabezadas por BBVA y por Amadeus, que se ha dejado un 3,04%. IAG, además, también ha caído hoy más de un 2% después de publicar unas cuentas del tercer trimestre que no han gustado a los mercados.

Entre las grandes, Inditex retrocede un 0,53%, Santander ha subido un 0,29% y Telefónica ha cerrado con alzas del 0,33%.

Para el mes que viene, la encuesta de sentimiento que prepara Estrategias de Inversión deja claro que “las previsiones de los expertos de cara al próximo mes lo dejan muy claro en su mayoría: ni infraponderar ni sobreponderar, simplemente ser neutrales. Ante la situación del mercado español que lleva en rango lateral desde hace tiempo, la mejor posición que se puede adoptar es la de esperar.”

Es más, el sentimiento de los alcistas del Ibex 35 está más bajo que nunca en el último año y eso ha llevado a que la principal apuesta sea la de la neutralidad. Si en la última lectura se podía observar que el sentimiento de mercado al alza descendía a su nivel más bajo desde noviembre de 2014, ahora esa tendencia se ha consolidado por completo.

QUIZÁ LE INTERESE LEER: La neutralidad sobre el Ibex 35 gana la partida sobre el tablero