El mercado español abre la semana presa de la volatilidad. Los inversores están tratando de digerir la victoria del bloque independentista de Cataluña. El Ibex 35 finalmente se decanta por abrir en rojo y perder de nuevo los 9.500 puntos. Sin embargo, en el mercado de renta fija no parece que haya cundido el pánico por la situación política catalana, pues la prima de riesgo española cae a 135 pb y la rentabilidad del bono nacional está a punto de rentar menos del 2%. 
 
Ayer la victoria de la coalición Junt Pel Si en las elecciones catalanas y la previsible unión de estos con la CUP llevaría a los partidos políticos independentistas a gobernar bajo mayoría absoluta Cataluña, pese a que la mayor parte de los votos respaldó el no al proyecto independentista. Sin embargo, hoy parece que los inversores confían en la legalidad y el mercado español no da síntomas de excesiva preocupación. De hecho, la prima de riesgo nacional se sitúa en 137 pb y la rentabilidad del bono español cae más de un 1%, caminando por la delgada línea roja del 2%.

Donde sí se nota la preocupación es a nivel del bono catalán, pues vemos una ampliación del spread entre el bono catalán y el español. El catalán sube 20 puntos básicos al 4,23%.

Ante este panorama, los ojos en la renta fija se nos desvían a las compañías catalanas cotizadas en el Ibex 35. Así, vemos a Caixabank cayendo un 0,83% hasta los 3,35 euros; Sabadell dejándose un 0,37% hasta los 1,59 euros y Grifols perdiendo casi un punto porcentual para cotizar en los 37,40 euros.

Pero las mayores caídas las registra Abengoa. Tras experimentar una semana de infarto después de que la empresa lograra conseguir asegurar la ampliación de capital que sigue pendiente de ejecutarse y se desconoce el precio al que se hará. De momento, Abengoa evita que Fitch le baje el rating. Entre tanto, se suspende temporalmente el contrato de liquidez de sus acciones A, hasta que empiecen las nuevas procedentes de la ampliación de capital. Hoy la compañía andaluza se deja un 3,88% hasta los 0,84 euros, aunque las caídas han llegado a superar el 6%.
En la parte alta de la tabla vemos a Indra, que rebota un 2,40% y se acerca al doble dígito.

En segundo lugar observamos a Repsol, que avanza un 0,79% hasta los 10,16 euros después de que Nomura haya mejorado su consejo sobre la petrolera de reducir a neutral y rebaje el precio objetivo de 12 a 11,50 euros.

Atención a Bankia, que se deja un 0,64% y se juega el euro por acción después de vender una cartera de crédito inmobiliario por valor de más de 1.200 millones de euros.

En el grupo de blue chips, Telefónica salva los 11 euros al subir un tímido 0,05%; Santander experimenta el mismo movimiento y cotiza en 4,71 euros; BBVA pierde un 0,29% hasta los 7,48 euros; Iberdrola se acerca a los 6 euros al subir un 0,12% e Inditex no consigue atacar los 30 euros al caer un 0,24%.

En el Mercado Continuo…
Amper sigue disparada. Tras cerrar con una subida de más del 22% celebrando la salida del preconcurso de acreedores, la compañía hoy vuelve a encabezar las subidas con una revalorización del 11,30% hasta los 0,128 euros. Haciendo contrapeso encontramos a Abengoa en versión A y B.

Euskatel cae un 1,305 hasta los 10,61 euros mientras negocia un préstamo de 900 millones para comprar a R.

Merlin Properties cede un 0,05% hasta los 10,67 euros tras comprar el centro comercial Arturo Soria Plaza en Madrid.

En Europa...
El Dax rebota un 2,77% hasta los 9.688 puntos tras experimentar una semana negra arrastrada por Volkswagen. Por cierto, hoy la compañía sigue encabezando las caídas del selectivo germano con una caída del 2% en los 105 euros.  El EuroStoxx se juega los 3.100 puntos y el CAC pierde un 4.450 puntos.