El mercado español abre con caídas, arrastrado básicamente por los blue chips y a imitación de la marea vendedora que arrasa el Viejo Continente. El Ibex 35 cede un 0,41% hasta los 9.656 puntos.


Marea roja en la renta variable europea, de la que no se escapa el Ibex 35. Todos los blue chips cotizan en negativo, lo que condiciona la orientación del selectivo. No obstante, desde Renta 4, comenta que "el selectivo mantiene el soporte de los 9.600 puntos y, mientras siga así, si rompe los 9.825 puntos generará una señal alcista hasta los 10.100".
 Así pues, BBVA se deja un 0,18%, Santander un 0,28%, Iberdrola un 0,49%, Inditex un 0,59% y Repsol un 0,24%. (Ver: Banco Santander y su gran debilidad)

No obstante, el valor más penalizado de la apertura es Jazztel, que se deja más de un punto porcentual.

En cambio, en la parte alta, IAG sube un 1,59%, después de elevar sus previsiones de resultados para 2015 apoyada en sus patas españolas, Vueling e Iberia. Le siguen dos bancos, Bankinter (1,16%) y Caixabank (0,75%), el día en el que Mario Draghi, presidente del BCE, dará a conocer las condiciones de los próximos test de stress a la banca europea. Ver: Bancos del Ibex 35: ¿hacía dónde se definirá esta fase de consolidación?)

En el Mercado Continuo…
Urbas
(5,56%), Solaria (3,83%) y Service Point (3,18%), ésta última reviviendo en bolsa tras la presentación de su concurso de acreedores.

Iberpapel (4,33%), Quabit (4,55%) y Dinamia (3,72%) son los más penalizados.