De nuevo pendientes de la evolución de la crisis de deuda de la Eurozona. Una situación que ha quedado manifiesta tras la publicación del dato del ZEW alemán y que se ha agudizado tras la "vigilancia" en la que ha puesto Moody´s a la economía francesa.

Miedo al efecto contagio. Los responsable del ZEW han mostrado es la crisis de la zona euro la que hace que inversores y analistas pierdan la confianza no sólo en Alemania sino también en la Zona Euro”, reconoce Mercedes Camacho, socia directora de Omega IGF.  Lo que es más preocupante "es que esto se produzca en la locomotora de la Zona Euro porque no sólo rebaja la confianza sino también las previsiones de crecimiento". No sólo es una mala noticia para Alemania sino también para el resto de Europa.

Pendientes de Alemania pero también con la amenaza de Moody´s de rebajar el rating de Francia. Ha seguido a las rebajas de Italia y España y el hecho de que en tres meses pueda poner en perspectiva negativa al país, es la antesala a una rebaja crediticia. De nuevo volvemos a la crisis de deuda, los bancos franceses tienen un porcentaje elevado de deuda griega. Sí se necesita recapitalizar el sistema financiero y si los bancos franceses tienen problemas, el gobierno tendrá que hacer cambios.

Desde luego en la reunión del G-20 el resto de los países están haciendo responsable a la Zona euro por no tomar medidas más rápidas y más drásticas. También pensamos cuando Lehman que era algo aislado y el contagio llegó finalmente. También vemos cómo en otras economías, también está teniendo efectos consecuencia de la globalización. La deuda europea no sólo se circunscribe a Europa sino que es más fuerte.