“Parece que hoy los inversores están a la espera de conocer alguna noticia relevante, que quizás llegue con la apertura del mercado estadounidense”, dice Alvaro Blasco, de ATL Capital, ante la falta de rumbo de los índices europeos. 

POPULAR
Su compra por parte de uno de los grandes bancos es una de las opciones que le queda a Popular, pues hoy vemos cómo llueven los recortes de recomendación por parte de los brokers, lo que dificulta que vaya a anunciar una ampliación de capital. Creo que el equipo de gestión va a seguir luchando por ser una entidad independiente, pero se le hace cada vez más complicado pedir más dinero al accionista, por lo que la probabilidad de que sea adquirida aumenta. Además, con una ampliación de capital dudo que logre sus objetivos, pues hemos visto como, por ejemplo, ha aumentado la morosidad.
 
SIEMENS
Es buen momento para entrar en la acción. Su presencia internacional va aumentando, es cierto que en porcentajes discretos, pero ofrece una diversidad geográfica y de actividades que la hacen atractiva. Ofrece un dividendo del entorno del 3% y los inversores españoles tienen que tener en cuenta que no solo tienen retención en España cuando cobran dividendos del extranjero, también tienen retención en el origen.
 
ENDESA
Si se busca dividendo, Endesa es la mejor opción, no sólo porque es el más elevado de nuestro mercado, también porque el mayor accionista de la compañía busca recibir un buen dividendo, por lo que lo veo sostenible.
 
IBERDROLA
Está para comprar para el medio y largo plazo y creo que no ofrece mucha volatilidad. Ahora está luchando por superar los 6 euros. Además, tenemos un dividendo del 4% recurrente e interesante. El tema de Reino Unido lo tiene consolidado y, aunque le puede venir algo de depreciación de la libra, el gran movimiento de la divisa ya se ha producido, por lo que la compañía no tendría que tener mucho problema.

SANTANDER
A los 5,30-5,31 euros es un valor para tomar posiciones. Además, ofrece un dividendo interesante. Dentro de la diversificación geográfica que tiene la empresa, este año por fin Brasil le podría ayudar. En cuanto a Reino Unido, creo que también ha asumido ya gran parte de las consecuencias de caída de la libra.
 
REPSOL
Saldrá en septiembre del EuroStoxx 50, lo que hará que muchos gestores de carteras, que invierten indexados al índice, se salgan de la petrolera. Esto podría causar un recorte a la cotización pero, si sucede, también será una ventana para tomar posiciones en la acción.
 
DIA
Está excesivamente castigada. Creemos que tiene que estar en el entorno de los 6 euros. En España el desarrollo de su actividad está evolucionando al alza, en línea con las previsiones de la compañía, y también creemos que recogerá buenos frutos de su exposición a Latinoamérica porque el tema de las divisas se está tranquilizando.
 
INDITEX
Me parece una buena acción y, tras la corrección que ha tenido en enero, creo que me parece buen momento para aprovechar y entrar, pues está cara.
 
TELEFÓNICA
El dividendo es bueno, aunque tenemos dudas sobre cómo va a evolucionar su elevada deuda, pues no vemos muy bien cómo puede recortarla.
 
BME
Tiene un buen dividendo, pero depende mucho de los niveles de negociación de los mercados. Hemos visto como en estos meses ha disminuido el volumen de contratación, por lo que quizás  haya que esperar.
 
BBVA
Es una buena entidad para tener en cartera. Ahora mismo habría que esperar un poco a ver cómo evolucionan sus cifras en México, pues si evolucionan mal las relaciones entre EEUU y México, BBVA podría ver afectado su negocio en México.
 
BANKIA
En los últimos doce meses ha dado un salto importante –de 0,70 a 0,98 euros-, pero se mezclan muchas cosas: gestión de la entidad, que creo que es buena; controversias y provisiones por un montón de temas, aunque espero que las de las cláusulas suelo sean de los últimos que tiene que soportar; y que su accionista mayoritario –el Estado- tiene que salirse, aunque creo que será por encima del euro. Pondría un stop loss a niveles de 0,90 euros por si en algún momento vemos un retroceso del sector que arrastre a Bankia.
 
Declaraciones a Radio Intereconomía