Mucho se ha hablado en los últimos años acerca del sector financiero. Más con un escenario de tipos de interés que están deprimiendo sus márgenes, una exposición internacional que penaliza más que beneficia y un cambio en el modelo de negocio que no termina de hacer rentables sus cifras. Pero, vayamos por partes.
 
Si atendemos a los resultados publicados