La política de facilidad cuantitativa es algo bueno para la economía de EEUU, reconoce Sarah C. Ross, gestora de Pictet US Equity Growth Selection. “La Reserva Federal ya había procedido a actuar de una manera medida y aunque tenía la posibilidad de un cambio en política monetaria, ayuda que mantenga los tipos de interés bajos, promoviendo que los inversores se muevan a lo largo de la curva de tipos de interés en busca de activos con riesgo –uno de los objetivos de esta política monetaria-“.

¿Cuáles pueden ser los efectos? ¿Hay que preocuparse de la inflación?
Ross responde no de forma contundente. “Actualmente no estamos especialmente preocupados por la inflación, habiendo más riesgo de presiones des-inflacionistas en el presente entorno. De hecho si la política de facilidad cuantitativa tiene sentido es que ayuda a evitar deflación. El riesgo de inflación es muy bajo hoy por hoy”, señala la experta.

En lo referente al triunfo de los republicanos en la Cámara del Congreso de Estados Unidos, Ross reconoce que “las elecciones van a ser positivas para los inversores pues se ha producido una amplia victoria de los Republicanos en el Congreso -que ahora controlan- mientras que los Demócratas controlan el Senado”. Ello implica -continúa- “que los cambios pueden ser menos radicales y se hace más difícil aprobar legislación de amplio alcance, lo que va a ser bueno para los negocios en EEUU. Produce un entorno más estable en el que estas empresas operan”.

Previsiones de crecimiento de Estados Unidos

“Consideramos que la economía de EEUU se encuentra en un entorno de crecimiento lento pero positivo, con crecimiento del PIB de uno a 1,5 por ciento anualmente”, apunta Ross. En este entrono -reconoce- “hay determinados negocios que pueden hacerlo bien, especialmente en áreas de crecimiento. Es previsible una mejora lenta del empleo, aunque llevará tiempo volver a cifras positivas, pero no esperamos doble recesión”.

¿En este escenario cuál es la mejor opción? “Las compañías de elevada capitalización y crecimiento de EE.UU. presentan una gran oportunidad actualmente”. Desde Pictet consideran que “estamos viendo valoraciones extremadamente atractivas en áreas de crecimiento y compañías con tasas de aumento de beneficios del 15 por ciento anual ó más, incluso en un entorno de bajo crecimiento económico”. Y es que estas compañías “cuentan con la innovación adecuada, productos para el ciclo y tecnología para hacerlo bien en este entorno”.

Finalmente, la gestora de Pictet US Equity Growth Selection, declara que la situación del sector financiero se ha estabilizado. “Hemos pasado de flujos de caja negativos y necesidad de reservas a una situación en la que muchos bancos cuentan con contar con exceso de reservas y flujos de caja positivos, al menos entre los más grandes”, hace hincapié Ross. “Aunque el entorno es estable la rentabilidad sobre recursos propios va a ser menor que antes de la crisis financiera, debido a todos los cambios legislativos que ha habido”. De manera que, desde el punto de vista inversor, “el sector todavía se enfrenta a desafíos. En cualquier caso ha habido una enorme recuperación desde el punto de vista de la estabilidad del sistema”.