El precio del crudo brent ha recortado a principios de la semana por debajo de los 50 $ barril, el nivel más bajo desde mayo de 2009. Pero, si impresionante son los niveles mucho más lo es la forma en que se han alcanzado.



¿Asistimos a la reversión de los precios hacia niveles de 30/40 $ barril? Con un exceso de producción ahora estimada en más de 1 M. barriles por día, algunos analistas comienzan a aventurar que los precios seguirán a la baja hasta alcanzar niveles de equilibrio en el precio promedio durante la Gran Moderación. Naturalmente, consideran que los precios promedio (bajo una fuerte volatilidad) fueron artificialmente altos en los últimos diez años debido entre otros factores a la expansión de liquidez desde los bancos centrales que impulsó al alza el precio de los activos. Y no sólo de los financieros.

Los primeros estudios publicados por el FMI estiman un impacto positivo de entre 0.3 y 0.7 puntos al alza en el crecimiento mundial este mismo año por la caída de los precios del crudo. Sin duda, una buena noticia para los países consumidores que verán una mejora clara en su renta disponible.

En una reciente nota el FMI alcanza las siguientes conclusiones:

1. Hay cuestiones de demanda y oferta detrás de la caída de los precios del crudo. Y mucha incertidumbre sobre su evolución futura, ante la propia incertidumbre sobre el ritmo de crecimiento mundial y la propia evolución de la oferta energética

2. Por un lado los países desarrollados y algunos emergentes neto importadores se benefician de la caída de los precios del crudo; los países exportadores, en mayor o menor medida, se van a ver perjudicados afectando tanto a sus ingresos fiscales como a su balanza exterior

3. Los riesgos para la estabilidad financiera han aumentado, pero se mantienen limitados. Es cierto que algunos países en concreto pueden sufrir especialmente como sería el caso de Rusia, Venezuela y Nigeria

4. Los países exportadores deben llevar a cabo las políticas adecuadas para amortiguar tanto en las finanzas internas como en las variables financieras la caída de los precios; en caso contrario se pueden enfrentar a un escenario futuro de depreciación de sus monedas, deterioro de las cuentas públicas y elevada inflación

5. La caída de los precios del crudo suponen una oportunidad para algunas economías para bajar los subsidios de precios sobre la energía, al mismo tiempo que para otras aumentar la imposición sobre la energía que compense la caída de otros impuestos

6. En la zona EUR y en Japón es fundamental que los bancos centrales sean contundentes para combatir el posible deterioro de las perspectivas de inflación que conlleva la caída de los precios del crudo

Para el FMI, la menor demanda de crudo sobre lo previsto podría explicar entre un 20-35 % de la caída de los precios del crudo. Pero es la oferta la clave para entenderlo: desde la eliminación de facto de la OPEP como un amortiguar de precios hasta el aumento de la producción fuera del Cártel. El FMI rechaza un mayor papel a la especulación financiera detrás de la caída de los precios.

Algunos indicadores ya muestran una caída en la inversión de extracción
, algo que podría acentuarse en el futuro próximo si los precios del crudo siguen a la baja o incluso en el caso de que consoliden los niveles actuales. Este último sigue siendo nuestro escenario más probable. Pero, coincidimos con el FMI en la dificultad para adelantar una evolución clara de los precios del crudo en futuro inmediato. Quizás ahora sí pueda llegar a ser importante la inversión financiera para mantener los precios. Ya veremos.