En principio, sus dos dueños, mexicanos y chinos, podrían haber llegado a un acuerdo para repartirse -en teoria a partes iguales, o al menos, de conformidad para ambos- a la compañía de cárnicos y embutidos española. 

El pasado 28 de noviembre uno de sus principales accionistas, el grupo chino Shuanghui, que posee el 36,9% del capital, mostró sus cartas en las que se leía su intención de poder lanzar una contraopa tras la oferta presentada por la firma mexicana Sigma, que cuenta -añadiendo la parte indirecta- con el 45% de las acciones de Campofrío.

En el momento en el que CNMV decidía antes de la apertura de la sesión la suspensión del valor todo hacía pensar que la china se había lanzado a por ello, aunque ahora podría tratarse de un acuerdo entre ambas compañías para repartirse la empresa española. 

Sigma lanzó dos semanas antes una opa por el 100% de Campofrio a un precio de 6,8 euros por acción. Esta oferta valoraba la compañía española en 1.119 millones. Antes de lanzar la opa, el grupo mexicano Sigma adquirió las participaciones por hasta el 44,5% que controlaban en Campofrío sus principales accionistas. En concreto, el 27,92% del fondo americano Oaktree -el dueño de Panrico-, el 12,4% del presidente de la cárnica, Pedro Ballvé, y el 4,17% de La Caixa. Este paquete del 44,5%, se eleva al 45,83% al realizarse el ajuste por la autocartera de Campofrío.

Tras decidir la suspensión de su cotización dejando a Campofrío con su precio de cierre del pasado viernes cuando se encontraba en 7,51 euros por título, la CNMV ha emitido un segundo comunicado en el que decide "levantar, con efectos de las 10:30 h. del día de la fecha, la suspensión cautelar acordada en el día de hoy" de cotización "como consecuencia de haber sido  puesta a disposición del público en las Sociedades Rectoras de las Bolsas de Valores y  en la C.N.M.V. información suficiente de las circunstancias que aconsejaron la  adopción del acuerdo de suspensión". 

¿Qué pasará? Atentos porque el el efecto en bolsa puede ser importante considerando el último hueco que dejó en su gráfico tras conocerse la OPA sobre su capital por parte del grupo mexicano.