BBVA elevó hasta los 2.618 millones de euros su beneficio en 2014  lo que supone un 25.7% más. La compañía destaca la buena evolución del márgen de intereses, el control de gastos y los menores saneamientos. 
El Grupo BBVA ganó 2.618 millones de euros en 2014, un 25,7% más que en 2013, según los nuevos criterios contables 1, impulsado por la buena evolución del margen de intereses, el control de los gastos y los menores saneamientos. El beneficio después de impuestos de operaciones continuadas, que no incluye el resultado de operaciones corporativas, creció un 53,1% en términos interanuales, hasta 3.082 millones de euros.

Ingresos: por segundo trimestre consecutivo, el margen de intereses crece en todas las geografías del Grupo BBVA. En el conjunto del año, esta línea alcanza 15.116 millones de euros (+3,4% a tipos de cambio corrientes, +15,6% sin considerar la fluctuación de las divisas)

Riesgos: sin la actividad inmobiliaria, la tasa de mora del Grupo BBVA mejora 53 puntos básicos en un año, hasta situarse en un 4,1% en diciembre, con una cobertura del 65%. Los saneamientos se reducen en más de 1.600 millones de euros con respecto a los de 2013 y descienden prácticamente a la mitad con respecto a los de 2012

Solvencia: la ratio de capital de máxima calidad se incrementa hasta el 12,0% (10,4% fully-loaded), claramente por encima de los requisitos regulatorios.

El ratio de morosidad bajó por cuarto trimestre consecutivo hasta el 5,68%, frente al 6,1% registrado en septiembre y al 6,68% de diciembre de 2013, con unas coberturas para insolvencias del 64%, ligeramente mejores que el 63% anterior. En cuanto a la actividad del banco, la concesión de nuevos préstamos creció en "prácticamente todas las geografías", según el Grupo, que añade que en España, el crédito a la clientela neto creció un 0,3 % en el cuarto trimestre respecto al trimestre anterior, hasta alcanzar los 169.211 millones.

Uno de los elementos más destacados del cuarto trimestre ha sido el avance generalizado del margen de intereses en todas las geografías donde opera BBVA. En España, el incremento se explica principalmente por el descenso del coste del pasivo, aunque también influye el menor nivel de desapalancamiento que se viene observando. En Turquía y México, la clave está en el ascenso trimestral de la actividad y la mayor aportación de la cartera de valores. En Estados Unidos, también hay un efecto positivo por dinamismo de la actividad, en un trimestre en el que el deterioro de los spreads ha sido mucho más reducido. Y, finalmente, en América del Sur, el aumento se apoya en la tendencia creciente de los volúmenes de negocio y en la mejora de los diferenciales. Como consecuencia de todo ello, el margen de intereses entre octubre y diciembre supera en un 10,9% al del tercer trimestre y en un 13,0% al del mismo período del año anterior. En el conjunto del ejercicio, el margen de intereses se sitúa en 15.116 millones de euros, un 3,4% más que en 2013, o un 15,6% sin considerar el impacto negativo de los tipos de cambio.

Margen intereses BBVA


En cuanto a la remuneración al accionista, en diciembre se ha llevado a cabo un nuevo aumento de capital liberado para la implementación del “dividendo-opción”. En esta ocasión, los titulares del 86,0% de los derechos de asignación gratuita han optado por recibir nuevas acciones, lo que evidencia, una vez más, la excelente acogida de este sistema retributivo.

Las pérdidas por deterioro de activos financieros de los últimos tres meses presentan un importe similar al registrado entre junio y septiembre de 2014, por lo que en el acumulado del año se sitúan en 4.486 millones de euros. Esta cifra supone un descenso interanual del 22,3% (–19,2% a tipos de cambio constantes), motivado en gran medida por su progresiva normalización en España. Por su parte, la prima de riesgo del Grupo acumulada en 2014 termina en el 1,25%, frente al 1,59% del ejercicio precedente. Las dotaciones a provisiones incluyen, entre otros conceptos, el coste por reestructuraciones, las dotaciones por riesgos de firma y otros pasivos contingentes, así como las aportaciones a fondos de pensiones. En el último trimestre, esta partida incluye un mayor volumen de costes de reestructuración asociados al proceso de digitalización y transformación que está desarrollando el Grupo, en línea con lo ya anunciado en el tercer trimestre.

En la rúbrica de otros resultados, el principal componente es el saneamiento de inmuebles y activos adjudicados o adquiridos en España, que en el año 2014 muestra una reducción interanual del 32,5% (–32,1% a tipos de cambio constantes). Resultado de todo lo anterior, el beneficio después de impuestos de operaciones continuadas del ejercicio crece a una tasa interanual del 42,8% (+92,1% a tipos de cambio constantes).